Inicio | Favoritos | Contacto
 
Recuperar Contraseña REGISTRARSE



Ranking de Autores
sexofotos España
149 -62
gali Mexico
28 0
bangabandu C.Verde
24 0
48peter Argentina
12 0
chantajista Mexico
11 -1



Amor-Filial Masturbacion Confesiones Dominacion Fantasias Gays Hetero Intercambios Lesbicos No-Consentido Orgias Sadomaso Maduras Cibersexo Voyeur

Violacion


En las vacaciones nos fuimos a pasar unos días a una casa que mis padres habían comprado como segunda vivienda.

Pero esperar tengo que presentarme antes de continuar, aunque nuestros nombres y los lugares son lo de menos lo importante es la historia.

De aquellas tenía 17 años era un chico normal con ganas de sexo creo que en esa época nos pasa a todos, mi madre tenía 37 y tengo que decir que estaba muy buena y ella lo sabía era muy coqueta incluso en el vestir siempre usaba unos taconazos y una ropa ajustada, en el verano le gustaba andar muy provocativa tejanos ajustados.................. o falditas más bien cortas sus blusas las escogía tan ajustadas como la demás ropa solo destapaba lo justo mostrando el nacimiento de sus bonitos pechos, era la admiración de muchos hombres y me encantaba saber que tenía una madre muy apetecible y que cualquier hombre suspiraba por ella cuando íbamos los dos por la calle muchas veces la sujetaba por su delicada cintura presumiendo para presumir de ella, perecía más que andar flotaba sus movimientos eran lentos como recreándose en ellos moviendo sus caderas de un lado para otro, no creo que lo hiciese con intención de andar provocando si no que era fu forma de caminar incluso lo hacía en casa.

Salir con ella me hacía sentir el joven más importante del mundo. Yo de aquellas ya era más alto que ella aunque no era baja sobre 1,70 y yo andaba 1,76, pero cuando ponía sus taconazos me alcanzaba.

Decía mi padre que ella siempre fue a si y que de soltera traía a todos locos (igual que ahora pensaba yo) se enorgullecía de ella y su victoria sobre sus rivales machos al casarse con esa mujer y a mi tener un madre que hasta mis amigos quedaba embobados viéndola sus ojos se iban a sus tetas y su culo mayormente. Algunos al darse cuenta que lo notaba quedaban cortados bajaban los ojos y después muy incómodos y me pedían disculpas que no la miraban por mal y que tenía una madre muy guapa etc.. no le daba importancia y me reía y es que con el paso del tiempo no había perdido ni un ápice de encanto y ella notaba esas miradas encima de su cuerpo. Nunca había pensado en ella como mujer ni se me había pasado por la cabeza válgame dios, solo sentía admiración por ella y me hubiera encanto tener una novia parecida a ella.

Cuando la veía saliendo del baño quedaba hipnotizado, completamente desnuda solo enrollada con una toalla, no sé si sería mi imaginación pero al principio usaba unas toallas más grandes pero poco a poco las fue reduciendo, tapando solo unos centímetros de su sexo solo un poquito que la subiera le podría verse el coñito pero aún así cuando se daba la vuelta podía ver el final del culito un culito no muy grande y redondo, la abertura la tenía en un costado que se habría al moverse, dejaba ver sus largas pierna y parte de la cadera desnuda, sujetaba la toalla contra su cuerpo se le veían unos muslos esbeltos y bien torneados sus pechos a duras penas los podía sujetar dentro de la toalla rebosaban por todos lados, y apretaba contra su antebrazo para evitar que se bajase y aun así se le miraban esas dos redondeces tapando apenas los pezones, ¡cuánto me hubiera gustado verla en todo su esplendor!, su melena mojada rozaba sus morenos hombros, todo parecía preparado para enseñar solo lo justo, ni que decir tiene que esperaba ese momento para irme a la cama y hacerme una paja monumental pensando en que le retiraba la toalla y me la follaba ahí mismo y no me importaba manchar la sabana lo hacía como un castigo hacia ella para que se fijara que por su culpa me masturbaba, pero nunca me dijo nada sobre eso, seguramente lo veía normal en un adolescente. Pero lo que más me encantaba era verla en la playa con su biquini. Estaba orgulloso de tener una madre tan imponente. Aparte de todo ello para nosotros era una mujer comprometida con su familia.

Ese mismo año fue lo que más me marco, un día antes de marcharnos de vacaciones pasamos un día en la playa lo dos solos ya que mi padre estaba trabajando, no había sido el primero que íbamos los dos pero siempre hay circunstancias o algo en el ambiente que hacen diferente un día de otro. Quizás que ya tenía cierta edad y andaba bastante salido y miraba a mi madre como una mujer no me había acostado con nadie, solo me masturbaba y tengo que decirlo en casi todas las ocasiones como he dicho pensando en mi madre y casi siempre cuando salía de la ducha, esperaba ese momento para aparecer y ver lo que podía, termine fijándome con descaro para que dejase de hacerlo, pero parecía no inmutarse pero al final me quedaba un sentimiento de culpabilidad bastante grande, pero no lo podía evitar.

Nos fuimos por la tarde después de arreglar todo para la salida del día siguiente, era un día de semana y había muy poquita gente hizo algo que nunca había hecho después de estar algún rato tomando el sol se fijo en que a su lado había varias mujeres casi las únicas que estaban, no tenían puesta la parte superior del bañador, en mi caso ya me había fijado hacia tiempo y me costaba apartar la vista alentada por ello me pregunto – ¿y si me quito la parte de arriba? jejeje – pues mira no serias lo única, le conteste.- pues tienes razón, dijo guiñándome un ojo cuando se la quito pude ver por primera vez esas dos maravillas las vi como salían de su escondite prácticamente quedaron en el mismo sitio que con el sujetador unos pechos redondos firmes y grandes para mí los más bellos de todos, eran como dos melones sonrosados coronados con una guinda preciosa y que destacaba de todo que eran sus pezones Quede embobado más que mirarlos los admiraba sin poder evitarlo y ella en vez de ruborizarse se sonrío, jeje no están tan mal para ser de tu madre ¿ no?jejeje, se movía pero sus pechos apenas temblaban por unos instantes no pude apartar la vista de ellos, se llevo las manos al pelo para apartarlos y quedaron esas dos maravillas como suspendías en el aíre- son son.. repetía ,no sabía ni que decir hipnotizado por el espectáculo en vez de decir simplemente si, u otra cosa que no comprometiera le conteste- son unos pechos preciosos, estas buenisi… me contuve en el último momento, pero no sin venirme los colores a la cara, no hizo caso a ello se sonrió me volvía a guiñar el ojo me soltó un beso por el aíre y se tumbo a tomar el sol, sus pechos separados pero firmes quedaron como dos montañas expuestas a mi vista, así como su cuerpo lleno de curvas

En un principio me empalme como un burro, pero poco a poco pude controlarlo y bajarla, disimuladamente de espaldas metí la mano dentro del bañador me toque el pene mojado.

Después de estar un poco de tiempo nos fuimos a bañar yo iba detrás sin dejar de mirar sus preciosas curvas el contoneo de sus caderas su culito y todo su precioso cuerpo moviéndose al compas como una diosa. Comenzamos a jugar como dos niños nos empujábamos nos tirábamos agua nos agarrábamos yo sin quererlo al principio en más de una ocasión le toque sus pechos, eran muy suaves y tersos con la excitación del momento que me olvide de quien era esa hembra, la sujetaba por detrás para tirarla y la apretaba contra mi cuerpo, luchaba para zafarse de mí y la dejaba ganar, me empujaba dejándome caer en el agua me metía la cabeza en mar yo aprovechaba para sujetarme a sus caderas y salía corriendo cuando levantaba la cabeza miraba sus tetas como se movían de un lado a otro iba gritando y riendo diciendo no no no jajajaja déjame, déjame, jajajaja, se destornillaba de risa, en alguna ocasión sin querer la sujetaba y la bajaba un poco el bañador mostrando la raja del culo,- ehhh que me vas a poner en pelotas jajajaja, se partía de risa Mi cuerpo tampoco estaba mal hacia bastante deporte supongo como cualquier adolescente y tenía ya unos brazos y un pecho bastante fuertes

Para mí era una melodía preciosa en mis oídos esa risa cantarina, le daba unos metros e iba detrás de ella y la sujetaba con fuerza esos contactos de la piel de mi madre con la mía y el movimiento de sus pechos me encanto, mi juego se fue haciendo más osado la sujetaba tratando de tocarle por todos lados mis brazos la sujetaban la traía hacia mí con fuerza y tratando de acariciarla, ponía mi cara cerca de la suya trataba de escabullirse como un pez, me mordía me daba codazos nuestros cuerpos no paraban de tocarse y ella no paraba de gritar y reír lo estaba pasando en grande mis manos trataban de tocar todo lo que podía al sujetarla y ella escapar hacia como si me resbalasen y mis manos iban en muchas ocasiones a sus pechos grandes y duros se los apretaba solo unas milésimas de segundo para que no desconfiara, notaba como mis manos estuvieran jugando con plastilina, plastilina que volvía a su forma original mi boca cerca de su nuca con la punta de mi lengua le tocaba muy despacito para que no se diese cuenta y haciendo que trataba de tirarla, en varias ocasiones le di muy suave un beso en la nuca arrimando mi boca a su piel mojada me quedaba un sabor a salitre y al mismo tiempo muy dulce, pensaba que no se daba cuenta ya que lo hacia el mismo tiempo que la tiraba y nos peleábamos .

Con todo esto sin poder evitarlo se me puso dura al principio no lo notó o eso pensaba, cuando me acercaba por detrás la apretaba hacia mí y con mis caderas golpeaba repetidas veces su culito contra mi polla imitando el movimiento del coito, quedaba pelando contra mi polla rozándola, aplastándola y eso me ponía más loco aun nuestro juego continuaba ,trataba de tirarme y que no la tirara se bajaba poniéndome el culo, golpeándome con fuerza yo aprovechaba para sujetarla por sus caderas y apretarla contra mi polla como si la estuviera follando, después de unos meneos la aflojaba un poco y la volvía a dejar escapar esos golpes me estaban poniendo enfermo. Menos mal que no había casi nadie y cada cual estaba a su vida si no creo que hubiera sido un escándalo ver nuestros juegos como dos amantes.

Todo termino cuando ya empecé a tener ganas de penetrarla , tenía un bañador de competición y mi polla luchaba por salir a si que me calenté de tal manera con el juego que retire mi bañador hacia un lado sacando los huevos y la polla, como quedaba debajo del agua no se veía, corría detrás de ella con todo fuera, yo la seguía sujetando por las caderas pero ahora flexionaba las piernas para bajar y traerla hacia mi miembro duro y golpear su culo, mi polla chocaba como un ariete contra su raja y otras veces se me metía entre sus piernas y el coñito por encima del bañador, empujaba con fuerza mi cabeza y con ganas, a la fuerza tenía que notar como algo le tocaba su sexo, le apartaba también su bañador por detrás mientras nos peleábamos y trataba meterle mi sexo yo no reía tanto estaba absorto en tratar de golpearle con mi ariete, si no hubiera llevado el bañador de la habría enchufado de golpe en alguna ocasión aun estuvimos algún tiempo así, hasta creí que le gustaba cuando mi dura polla tropezaba con su coñito, creo que hubiera durado más si no le sujetase en una ocasión por sus pechos y la trajese hacia mí y con una mano trate de bajarle el bañador, se levanto se puso muy seria- bueno va ser mejor que lo dejemos tenemos que irnos ya, me dijo

Ese días estuvo seria conmigo y casi ni me miraba a la cara, eso me hizo sentir como un cerdo, pero no deje de hacerme una estupenda paja a cuenta de ella, cuando llego mi padre nos comento que en la fabrica había problemas y que tenía que estar un par de días más a sí que nos fuimos los dos en avanzadilla.

En el coche apenas hablamos hasta casi llegar al final, creo que no le gusto lo del día anterior, llevaba una faltada corta que termino por subírsele con el movimiento de los pedales del coche, tanto que empezaban asomar unas braguitas blancas, yo de vez en cuando me fijaba en sus piernas, pero ella ni se inmutaba, estaba nervioso ¿por que andaba así, provocando? Esa cabrona, me decía a mí mismo, dándome rabia por tener que aguantar eso y deshacerme a pajas por su culpa.

Cuando llegamos nos recibió dando saltos el perro del vecino, como tenia varios ese siempre estaba en nuestra finca un pastor alemán ya que según él nos la cuidaba, siempre le dábamos, alguna golosina cuando llgabamos.Nos cambiarnos y nos pusimos deshacer las maletas, llamo a la mueblería para que le trajesen los muebles que había encargado mi padre, era un dormitorio de matrimonio y unos sofás. Yo tenía el mío con una cama más bien pequeña pero suficiente para uno, como llamó tarde le dijeron que hasta el siguiente día no podían traerlos y nos tuvimos que conformar con lo que había.

Quedamos en dormir en el mío por esa noche no había otra forma, eso me puso nervioso de veras estar con ella y en la misma cama no sabía cómo iba poder aguantar, yo ya estaba nervioso cuando llego la hora de irse a dormir, primero me fui yo como era verano no lleve pijama después de ducharse entro en la habitación, cuando la vi llegar casi me da algo, el pelo negro lo traía suelto cayéndole por encima de un precioso salto de cama blanco muy corto hasta la altura de la cadera mostrando una minúscula braguita de encaje preciosa el tejido del camisón totalmente transparente resaltaba su carne, destacando sus pechos que levantaba con vuelo la minúscula prenda unos pezones duros y sonrosados como dos cerezas que se movían al andar un andar como ella solo sabía hacerlo.

Me dio tanta rabia que me pellizque un muslo por no decirle algo y recriminarla por andar así delante mía volviéndome loco, \"puta\" dije para mí por sentirme indefenso ante eso.

Casi ni me miro ella nunca había sido tímida siempre salía airosa de miradas obscenas y tonterías que pudieran decir cualquier hombre, era una mujer segura de sí misma y orgullosa del precioso cuerpo que dios le había dado y nunca lo oculto, pero note que se encontraba algo violenta y seguramente fue por culpa del día anterior y claro yo era su hijo, de traer un camisón hasta los pies seguramente lo hubiese puesto o por lo menos lo pensé en esos momentos se acostó al otro lado dándome la espalada y me dio las buenas noches.

Al ser una cama pequeña por más que lo evitásemos no podíamos estar sin tocarnos. Al poco rato seguramente por el cansancio del día se quedo dormida, yo estaba completamente empalmado notaba su respiración su olor me embargaba por completo entrándome por las fosas nasales y me llegaba al cerebro, su calor el leve contacto la tibieza de su cuerpo, todo me embargaba, quite mi polla del slip y empecé a masturbarme poco a poco, disfrutando del momento, pero eso no me llegaba estaba ella ahí y quería más.

Me di la vuelta muy despacito para no molestarla y puse mi mástil ardiendo apoyada en ella, el salto de cama le había subido un poco y estaba bastante por encima de su braguita hasta su espalda con mi mano sujetando la polla la fui moviendo por su cuerpo rozando la cabeza con su delicada piel arriba abajo meneándola contra ella una mano muy delicadamente y despacito busco un pezón apenas sin tocarla con un dedo lo roce le hacía movimientos circulares sin apenas llegar a tocar de todo no quería que pasara lo de la otra vez, la fiebre me estaba consumiendo por dentro, note un cambio en su pezón se le puso duro me fui a su boca y roce sus labios con las yemas de mis dedos, seguía recorriendo su cuerpo con mi polla, y ella seguía durmiendo, me baje un poco hasta llegar a su culito, por la puerta entraba un poco de luz ya que no la había cerrado, retire con mucho cuidado la sábana para ver su cuerpo.

Ver a esa hembra acostada su delicada respiración su perfume y ver en penumbras su figura, su braguita apretada contra su culito me volvía loco, cualquiera hubiese dado lo que fuese por estar en ese momento con ella pensaba para mí ya no pensaba que era mi madre.

Ya no aguantaba más empecé a mover mi polla de arriba abajo tocándola con movimientos cada vez más rápidos al poco rato me corrí encima de ella mojándole de semen su espalda, la habitación se envolvió con mi olor.

Pero queréis saber que en vez de calmarme me puso aún más caliente, el pensar que mi leche estaba encima de su cuerpo, con un dedo lo fui esparciendo por su cuerpo a medida que mi deseo aumentaba y un calor cada vez más grande me inundaba, pensé algo mejor, recogí el semen pegajoso con dos dedos cuando tenía una gota larga que colgaba se lo lleve a su boca y muy despacio y con mucho cuidado lo fui depositando en sus labios se le pego en seguida al reiterar sujetaban mis dedos y sus labios como si de una telaraña se tratase se unían por el mi semen volvía a otra parte de sus labios que no había tocado, su boca estaba entreabierta sin apenas tocar le puse el resto que me quedaba entre mis dedos en sus dientes y labios, me lleve el dedo a mi boca y lo saboree como de un manjar se tratase.

Un sudor recorría mi cuerpo como una fiebre se fue apoderando de mi, un deseo de poseerla me inundaba, por unos momentos mi cabeza se nublo ya no sabía dónde estaba ni lo que hacía parecía que alguien me había poseído, solo sentía un deseo loco por follarmela romperle su coñito por hacerla mía, necesitaba ese cuerpo igual que un drogadicto su dosis.

Un deseo que crecía y que no era capaz de aplacar ni meneándola, necesitaba más, mi mano movía mi polla por su espalda, me baje más hasta llegar a su culito ese culito que había golpeado en la playa, trataba de meterla entre sus muslos y golpeaba contra sus piernas apretadas hasta que pude meterla entre ellas sintiendo su calor, sentí un gran placer moví mi polla entre sus suaves muslos y su braguita cono si estuviera follando, y si siento un placer así el meterla en su coño tiene que ser algo fuera de serie, pensé yo

A partir de ese momento ya nada me importo, como si una chispa recorriese mi cuerpo mi boca se acerco a su cuello note el olor a semen que me llegaba desde su bonitos labios y empecé a lamérselos como si fuese un perro mis manos se aferraron a sus tetas con fuerza, mi respiración se hacía entrecortada, se despertó sobresaltada,- ¿qué haces?, noto los labios pegajosos, se paso la lengua¿ pero que es esto? y se dio cuenta de que era semen, que asco,¿ qué pasa es es… me das asco te has corrido en mi boca, eres un hijo de puta vete de aquí, no quiero verte desgraciado tienes que ir a un siquiatra tú no estás bien de la cabeza me dijo, correrte en la boca de tu madre, largo de aquí. Yo no soltaba mi presa me aferraba a sus tetas trataba de meterle mano y subirme encima de ella,- cabrón déjame, estás loco soy tu madre ¿pero qué te pasa?, estate quieto, déjame te dio. Me soltó un bofetón que sonó en toda la habitación

Aunque me lo dio con ganas ni lo sentí de lo encendido que estaba, no le hacía ni caso me arrime más a ella y sujetando con fuerza sus abundantes y delicados pechos mientras golpeaba con mi polla cualquier lado de su cuerpo, quiso zafarse de mi retirándome las manos y trato de salir de la cama le sujete por su minúsculo camisón con la fuerza de los dos se rompió, un pecho salió por el roto del camisón, se había levantado y corría llorando y diciendo que estaba loco hacia la puerta, fui más rápido y la intercepte por el otro lado antes de salir sujetándola como una tenaza por la muñeca me volvió a pegar otra bofetada con toda su fuerza que me quedo la cara temblando sujete las dos manos- déjame por favor no sabes lo que estás haciendo estas violando a tu madre, tú no estás bien cariño tranquilízate, tú me quieres.

Yo no era consciente de lo que hacía ni pensaba en ello como dije parecía que estaba poseído, tenía a esa preciosa mujer medio desnuda con el camisón roto saliéndole los pechos y deseada por todos, a mi merced ya no era mi madre, en mi cabeza había una voz que me decía era una hembra que me había vuelto loco me justifica que me había provocado siempre y ahora era el momento de pagármelas todas.

La sujetaba y ella se resistía con todas sus fuerzas llorando e implorando que la dejase mientras trababa de besarla en sus labios en su cuello, se apartaba de mi todo lo que podía y luchaba, yo trataba de arrastrarla a la cama, la baboseaba por todos lados ella se resistía con fuerza. Pero sus fuerzas empezaban a fallar y además se había dado cuenta que no tenía nada, violada por su propio hijo no podía estar sucediendo se debía decir.

Se dio la vuelta con el pelo revuelto y pegado a la cara me sujeto por el cuello- no cariño no lo hagas por favor déjame soy tu madre volvió a decir, sus ojos estaban encharcados de lagrimas y dos surcos grandes le caían por la cara que ya la tenía mojada de llorar, -Lo siento te necesito tengo que hacerlo déjame hacértelo déjame meterla un poco y nada más solo la punta le decía déjame hacértelo, mis palabra salían de mi boca pero no eran mías, parecía que alguien las estaba diciendo por mí, solo correrme una sola vez le decía, ahora era yo el que imploraba lo necesito le decía, hazlo conmigo por favor aunque solo sea esta vez, a ti que más te da solo esta vez te lo suplico- déjame volvió a decirme, si me quieres como tu madre déjame por favor no me hagas esto, no sabes lo que estás diciendo tu tuviste que tomar algo, algo tomaste dime qué te pasa cariño, no entiendo lo que está pasando, se quiso zafar de mis brazos pero se lo impedí .

La fui arrastrado hacia la cama y con un movimiento enérgico la tire encima, de la fuerza de la caída reboto en ella, lloraba pero no trataba de escapar estaba totalmente indefensa y agotada , sus brazos tapaban torpemente sus lindos y abundantes senos que luchaban por salir y su cabeza estaba girada hacia otro lado para no verme. –déjame, decía, no me hagas más daño sollozaba sin parar, no podre volver a mirarte a la cara, ni volveré a ser la misma.

Me acerque a ella me quite el slip al ver mi acción aparto su cara hacia otro lado y apretó más los brazos contra su cuerpo y sus piernas, empezó a llorar como una desconsolada yo tenía la polla completamente tiesa, encendí la luz de la mesilla, ahí estaba ella con su carita sonrosada el pelo revuelto llorando, con las piernas juntas y los brazos tapando lo que podía, se los quise separar pero seguía haciendo fuerza no decía ya nada solo miraba hacia otro lado y sollozaba, con hipo, esa mujer tan orgullosa alegre y segura de si misma estaba a mi merced.

La sujete por el camisón ella trataba también de sujetarlo para que no se lo quitara termine por rompérselo en varios girones sus manos se veían pequeñas para tratar de tapar inútilmente sus preciosos pechos solo le quedo su braguita que no iba faltar mucho en quitársela ,quede un momento viéndola tenía un cuerpo divino y por fin iba ser mío,-eres preciosa le dije, ni me contesto trate de retirarle los brazos con suavidad pero los apretaba contra ella con fuerza y con más fuerza se los apartaba. Tercamente volvía a ponerlos una y otra vez en su sitio, le sujete las muñecas y se los termine por separar con fuerza mi boca se fue a sus pechos, comencé a comérselos como un desesperado babeándoselos por completo mientras se movía como una serpiente herida tratando de zafarse- déjame ,déjame, decía mientras se revolvía, era una mujer que luchaba hasta el final .

Me puse encima de ella aplastándole su delicado y tibio cuerpazo notando todas sus formas debajo del mío como mi tórax aplastaba sus rotundos pechos y sus caderas se clavaban en las mías su respiración hacia mover mi cuerpo , aun así indefensa y llorando estaba preciosa una verdadera hembra, le tire de su braguita de encaje para quitársela y se llevo la mano para sujetarla y poder evitarlo, pero se la rompí, se la arranque destrozándola como si de papel se tratase, mi cuerpo aplastaba el suyo nuestros pubis desnudos estaban en contacto uno con el otro transmitiéndonos el calor, me levante para ver mejor su cuerpo, entre sus piernas y vi una rajita abultada preciosa rodeada de bello. Separe no sin esfuerzo sus muslos con los míos y la raja se abrió por completo quedando sus labios separados como una almeja mostrando todo su encanto.

Al ver lo inminente empezó nuevamente a llorar- no por favor no por favor aun estás a tiempo a un no me la metiste, déjalo , deja a tu mami cariño, por favor no lo hagas, además estoy con el descanso de la píldora, para ganar tiempo y que la dejara seguía hablado, tu puedes tener otras mujeres, te prometo que si me dejas ahora lo haremos en otro momento cuando la tome o compre unos preservativos te hare lo que quieras, no me lo hagas a la fuerza, espera un poco, mira que puedo quedar embarazada, o mejor te buscare alguna para que te la tires. Yo no decía nada seguía besándola y mirándola embelesado con su belleza.- si quieres te la meneo o te la chupo pero no me la metas te lo pido por favor, no me violes.

Aparté por completo sus muslos mi polla tropezó con su coñito su mano se fue a tapar ya como único recurso su raja para impedir la penetración, mi polla resbalo con su mojado sexo y se fue hacia arriba tropezando con el nacimiento de su coño me la sujetó para apartarla pero le quite la mano , se la roce por dentro sin metérsela, era raro pero tenía el coño muy húmedo y resbaladizo me entraron ganas de comérselo antes de follármela me baje ella aprovecho para cerrarlas.- ábrelas o te las abro yo a la fuerza le dije. lentamente las separo se llevo sus manos a la cara y se mordió los nudillos, un cortito bubis marrón clarito apareció a mis ojos los aparte con mis manos , hundí mi boca en el y aspire todo su aroma, con mis manos termine de apartar sus labios quedando una piel sonrosada y brillante dominada por una montañita que resaltaba dentro al, principio de su raja y que luchaba por salir de entre sus labios vajinales, mi lengua empezó a moverse por su rajita de arriba abajo y para los lados no quedaba parte de su vagina que no recorriese mi boca hasta la saciedad por los lados, por su clítoris, en su entradita, cerca del culo…..,

Su olor a hembra me estaba embargando totalmente, acariciaba todo su cuerpo, mis manos iban desde su boca a sus redondas y prietas nalgas explorando cada centímetro de su anatomía metiéndole el dedo en su coño envuelto en una película tan abundante y resbaladiza que apenas tocaba sus paredes metía dos y tres dedos dentro, fui explorando su sexo hasta llegar a meter casi toda la mano, dentro mis yemas tocaban sus paredes y revolvía todo su interior su entrada estaba completamente abierta como una boca que me devoraba la mano.

Todo su cuerpo desprendía sensualidad tenía una piel extremadamente suave, sus pechos los moldeaba con mis manos moviéndolos en todas direcciones, sin parar los apretaba los subía le pellizcaba los pezones duros como piedras, mis nanos recorrían todas sus curvas, mientras mi cabeza rozaba sus muslos interiores con mi boca comiéndole todo. No me había dado cuenta pero hacía tiempo que había dejado de llorar y resistirse, me sujeto una mano enlazando sus dedos entre los míos y con fuerza , se la llevo a su boca note su mojada y suave lengua ardiendo envolvía mi índice chupo, me lo mordisqueó - déjame cielo decía déjame no seas malo ¿Qué le haces a tu linda mami?, ooh cielo, ya no suplicaba de la misma manera que antes su voz se había trasformado en algo más sensual y llena de placer.

Poco a poco se fue relajando sus manos ya no sujetaban mi tórax cuando subía a besar sus pechos ni se interponían entre ambos tratando de apartar mi cuerpo fueron quedaron flácidos dejándome hacer lo que yo quería, fui notando como su coñito ya húmedo de antes empezaba a llenarse por completo de jugos mojando todo su delicado vello púbico, un pequeño reguero espeso y brillante bajaba por su coño y resbalaba hasta llegar a su culito empezando a mojar la sabana y no solo de mi saliva.

Seguía comiendo su sexo sin dejar de mover mi boca ni mi lengua, poco a poco sus manos se fueron separando de entre nuestros cuerpos, su cuerpo empezó a moverse poco a poco, convulsionándose , ya más cómodo empecé a lamer su cuerpo lleno de curvas de arriba abajo sus brazos se separaron totalmente quedando rendida a mi merced ,sujetaba la sabana con fuerza entre sus manos pero ya no era de sufrimiento si no de placer, subí hacia su boca le metí la lengua abrió todo lo que pudo la suya sin dejar de chuparme la mía, nuestras bocas empezaron a llenarse de salivas que ya recorrían por nuestras caras, sus manos con las palmas y dedos completamente abiertos para abarcarme todo me sujetaba con fuerza mi cabeza, nuestros dientes chocaban una y otra vez con el frenesí. Nos mordimos casi hasta hacernos daño, era una boca deliciosa llena de sabor dulce y muy caliente que me hacia volver loco de la forma que la manejaba, nos las comimos largo rato como dos lobos, solo se escuchaba el chasquear de nuestras salivas la lucha de nuestras lenguas una contra otra.

Me bajé de nuevo a su coño sus manos que habían ya dejado de tomar parte en defenderse se acercaron a mi cabello jugueteando con mis rizos, los ojos los tenia cerrados pero ya no veía en su bonita cara dolor ni disgusto sino deseo y lujuria, esos lindos muslos por lo que yo suspiraba se abrieron más hacía mi, así como sus redondas caderas se bajaron y apretaron arrimando su coño más hacia mí boca mi cabeza quedo encajada entre ellos que los apretaba y los abría a la vez.

Sus gemidos fueron apareciendo llenos de placer, sus muslos, sus caderas no paraban de moverse, yo seguía chupándole todo su jugo mi lengua entraba y salía de su vagina como de una serpiente se tratara queriendo de llegar con ella a todos sus mas íntimos rincones mis dedos la penetraban una y otra vez por todos lados la manoseaba como un desesperado sin dejar ni un milímetro de su suave cuerpo, le metí un dedo en el culo mientras le devoraba su mojadísimo coño y sus caderas empezaron a moverse al compas de mi lengua, sus manos se aferraban a mi cabeza apretándome contra su sexo se la estaba comiendo a conciencia .

Por fin ese tesoro era mío ese tesoro rosado lleno de pliegues y suavidad, ese cuerpo de hembra que anhelaban y suspiraban todos y que solo yo y mi padre claro esta ,lo estábamos poseyendo , me entraba celos solamente en pensarlo, follaria a su mujer cuando yo quisiera pensaba mientras la comía como un desesperado- aaah aaaah uuuf , eres malo aaah aaah al final me vas hacer correr y todo, decía ella, hazme tuya aaaag, sigue, aaah sigue a si mi vida sigueeeee, uuuf cariño, aaah. Sus movimientos se hicieron más y más rápidos, sus caderas se levantaron y empezaron a empujar rítmicamente hacia mí con un ritmo cada vez mayor, su coño golpeaba mi cara una y otra vez, sin apenas dejarme espacio para maniobrar, mientras mi lengua se la hundía sin compasión al compas que me marcaba. – ya yaaaaayaaaaa aaaaah comela comela asi asiiiiii aaaah aaaah me corro desgraciado, que rico aaah mi vida mi vida, me corrrro mi amor, dale cabrón dale cómeme el coño muérdemelo uy uuuuy que placer mi vida que gusto, cómele el coñito a tu madre, aaaaajaaaaah asi asiiiiiii aaaah eres un desgraciado malo malooooo aaaaaaah aaaaah, mi amor que le estás haciendo a tu maaaadre me vooooy aaaaah yaaaayaaaaa yaaaa si siiii siiii siiiiiiii aaaag aaaaaag. su cuerpo se arqueo apretó mi cabeza contra su sexo tan fuerte que por unos instantes me quede sin aire entre sus pliegues vaginales, su liquido me caía por mi boca.

Termino corriéndose como una cerda, absorbí los jugos que pude y se los lleve en mi boca para dárselos en la suya que los recibo como una golosa chupándome la lengua, estuvimos besándonos otra vez como desesperados nuestras manos recorrían todo nuestro cuerpo, pude notar aun más su delicada y suave piel y como mi madre esa preciosa hembra se derretía entre mis brazos- fóllame cielo viólame ya de una vez, echó la mano a la polla para dirigirla a su cueva,- uy menudo pollón tienes que cabeza más gorda que grande es ,déjame comértela un poco, la quiero en mi boca toda, me retiro para un lado y mientras me lamia y besaba iba bajando hasta llegar a mi verga sus tetas colgaban de su cuerpo mis manos las sujetaban y acariciaban unas veces otras las apretaba, sonreía con ternura y deseo como nunca la había visto, abrió su bonita boca y se metió todo lo que pudo dentro la verdad que era bastante gorda tenía que abrir la boca para que entrara, me encanto ver su bonitos labios lamian mi sexo, empezó a chupármela con una destreza que me volvía loco ronroneaba con ella dentro como si fuese una gatita ,- aaaah aaah mama me voy a correr en tu boca, no tuve tiempo de decir nada más, unos chorros de semen se estrellaron contra su paladar siguió chupando y tragando hasta que no quedo nada, no sé cómo lo hacía pero no me la dejo bajar ni un segundo su experta lengua siguió lamiendo.,

Seguía dura como antes, cuando se levanto sus labios y el mentón estaban embadurnados de semen incluso le salía por las fofas nasales- la quiero dentro de mi conejito cielo, se acostó de nuevo- fóllame métemela ya mi amor, viólame como nadie me lo ha hecho, ya de una vez quiero sentir como me rompes el coño, quiero ser follada por mi hijo. Me puse encima de ella arrime la cabeza de mi polla a su entrada completamente mojada y se la fui metiendo, por fin algo que deseaba con todas mis fuerzas estaba pasando, mi polla dentro de su suave y mojado coñito, yo era el que la estaba haciendo disfrutar en ese momento.

Notaba como mi gran cabeza se abría paso en su delicadito coño e iba entrando toda, notaba su calor como me invadía y se adueñaba de mi miembro, sus brazos me rodeaban la espalda apretando contra su cuerpo – aaah querido, quiero sentirla toda aaah,, fóllame mi vida, la estaba moviéndola hacia dentro poco a poco iba entrando en su cuerpo despacio saboreando el momento el primer momento tan esperado- no no no aaaah me estas violando aaaah dale cabrón folla a tu madre con esa enorme polla viólame viólame, rómpeme el coñito, haber dame la todoaaaaaa, quiero sentir la polla de mi hijo dentro. Se la aparte quise seguir jugando con ella y me mordió el hombro.-cabrón fóllame, dijo mientras sus caderas subían en busca de mi polla la necesito necesito correrme otra vez, por favor te lo pido, me va dar algo si no me la das. Le di un golpe de caderas nuestros pubis se juntaron con un chasss entrando toda de golpe,- aaaaah aaah cielo, sus ojos se quedaron en blanco cuando llego hasta el final- que rico, tengo la polla de mi hijito dentro de mí, jamás sentí nada como esto, uuuf, uuuuf, me estas volviendo loca, estoy fuera de mi, nunca me sentí igual, dios, dios…. lo que me estás haciendo sentir, es diferente a todo. Dime algo fuerte dime algo fuerte aaah trátame mal soy una puta que se deja follar por su hijo, me encanta me encanta, mi amor- eres una zorra le conteste, solo mereces que te violen y te follen ese precioso cuerpo que tienes, a cada insulto se ponía más y más cachonda cabrona zorra, puta le decía, a cuanto más le gritaba e insultaba más le gustaba su cuerpo parecía que estaba a punto de estallar no paraba de moverse y de gritar de placer como un histérica, repetía una y otra vez, aaaah follada por mi propio hijo es lo que más quería , en todo momento y toda la noche que estuvimos follando no paro de gemir y gritar como una gatita.

Parece mentira que una mujer tan bella y deseada pueda volverse como una tigresa en celo al hacer el amor mientras, mi polla seguía en su conejo entrando y saliendo con toda mi fuerza destrozándolo ella se estremecía y convulsionaba como una loca me voooooy me voyyyy, hijo mío dame uuf placer a tu mamaíta. Yo seguía con mi letanía de insultos y desprecios- cabrona le pones los cuernos a tu marido con tu hijo y empecé a pegarle palmadas en el culo mientras ella se derretía como la mantequilla cariñoooo aaaaah aaaaah aaaaah uuuuuf uuuuf, dame dame por el culo por favor métemela por el culo, te lo suplico, se puso a cuatro patas arrime a la entrada mi cabeza pero era demasiado gorda trate de meter la pero me costaba. – espera cielo fue a su bolso cuando se levanto pude volver a ver ese maravilloso cuerpo ahora totalmente desnudo y lleno de lujuria, trajo una crema- eres preciosa le dije, eres lo más bello que he visto en mi vida- pues soy toda tuya, cielo, mi amor, muy tiernamente me beso la boca.

La tire a la cama con fuerza mientras la devoraba. Se dio la vuelta y sus redondas caderas quedaron en mi poder- échame la crema en el culo cariño, unte el interior del culito, cuando metía el dedo para llenarlo de crema se estremecía también unte la polla. Poco apoco fui metiendo la cabeza por su agujero. – aaaay aaaaay cariño me duele pero me encanta mete mete más, iba abriendo sitio por ese estrecho camino al mismo tiempo se iba cerrando alrededor de mi mástil– quiero que mi hijo me folle por todos lados.

Estaba quieta mientras la penetraba, seguí hasta que entro casi toda.- aaah mi vida rómpeme el culito con esa enorme polla ¿entro toda? Preguntó- si cielo le dije poco a poco empecé a moverme, ella fue empezando a seguir mis movimientos cada vez más rápidos, la tenia sujeta por las caderas mientras mi polla se movía sin salir de todo notaba como su ano me sujetaba la polla como una garra se tratase dándome mucho placer- ¿te gusta mi vida?, me preguntó- si mucho mi amor le dije.-pues dale dale mi niño bonito, rómpemelo todo, aaaay que dolor y que gusto.- ¿te gusta zorra?- ooooh mi vida dijo ella,- te gusta eh putón pégame hazme algo por favor. Le empecé a dar palmadas en el culo hasta dejárselo rojo mientras mis dedos le manoseaban su coño, ella se volvía loca, espumeaba por la boca y le caía un hilillo de baba hasta dejar un pequeño charco en la sabana- mi vidaaaaa me encanta aaah aaaaaah cariño dame, dame cabrón me canse de insultarla y de golpear una y otra vez, tuvo varios orgasmos seguidos chillaba y gritaba sin parar su cuerpo se convulsionaba sus pechos se movían para todos lados como si les fuesen a caer del cuerpo parecía que le iba dar algo era tanto el placer que no pude aguatar y me corrí dentro, mami, puta mía me corro le hundí la polla todo lo que pude pego un grito que se pudo oír en toda la casa -AAAY…. hijo de puta, me la clavaste toda empezó a bombear y a hincharse dentro,- aaaaaaay me partes en dos me vas romper por la mitad me encanta desgraciado que calentita la estoy notando uuf tu lechita como me inunda toda aaah que gusto.

Retire la polla y se escucho un choop , tenia la polla un poco manchada pero no me importo - cielo te la manche toda,- no te preocupes .- sabes estoy que no puedo parar tengo el coño a cien quiero comerte vivo sacarte hasta la última gota de tu leche, hoy voy acabar contigo y tuya fue la culpa de ponerme de esta manera como nadie me puso en mi vida, nunca sentí nada parecido mi cielo y me estoy dando miedo,- te voy dejar descansar un poquito, me dijo.

Yo estaba agotado pero no quería desperdiciar ni un segundo de placer con ella ni quedar mal. Nos agarramos mientras tomábamos aliento su cabeza reposaba en mi pecho mientras yo la acariciaba y ella jugueteaba con mi polla y acariciaba mis huevos.

Pero a los cinco minutos ya no aguantaba más y me estaba besándome y lamiéndome todo el cuerpo y la polla como un corderito, cuando la tuvo otra vez de pie- eres un garañón, vas pensar que yo siempre soy asi, pues no es la primera vez que alguien me pone de esa manera, déjame cariño. Se puso encima,- ahora te va follar tu mamaíta, me monto al mismo tiempo que hundía mi polla en su coño, aaaaah que rica, me llegó hasta el final cielo, ooooh, empezó a cabalgar sus pechos redondos se movían, tocaba su terso vientre mientras se metía una y otra vez mi miembro en su cuerpo, su pubis se acariciaba con fuerza contra el mío notando su bello al compas de sus movimientos, mis huevos estaban completamente húmedos de su sexo, se escuchaba como entraba y salía mi polla de su conejo cada vez que se levantaba y se sentaba para ensartarse en mi lanza, chot chot chot. Sus caderas golpeaban las mías para clavar más mi polla. Aaaaj aaaaah cielo cieloooooo mi niño malo me violaste y ahora te violo yo uuf empezó a cabalgar cada vez con más fuerza y rapidez golpeando sus nalgas y su coño contra mi cuerpo cada vez se dejaba caer con mayor con fuerza clavándosela toda, pero no parecía hacerle daño. aaaah mecooooorrooooo ay ay ay aaaah. Cielo mi vidaaaaaaa, cabrooooon aaaaah. Dale dale lléname de lecheeeee uuuuuf uuuuf, sus pechos se movían para todos lados se levantaban y volvían a caer en el mismo sitio volvían a levantarse y se volvían a caer de nuevo, su vientre aunque plano se movían como gelatina, cada parte de su cuerpo parecía moverse por libre, se convulsiono pareció quedar suspendida en el aire igual que una diosa y se dejo caer con fuerza clavándola hasta sus entrañas – emitiendo un jadeo tras otro, mientras yo le manoseaba sus pechos, ooooooh oooooh. mi vida, mi amor, te amo, te amo con toda mi alma, ¿ qué me has hecho cielo, que me has hecho mi niño bonito, que te deseo con todas mis fuerzas y parece que ya no voy a poder estar sin ti? me decía mientras seguía cabalgando despacio apoyando todo su cuerpo encima acariciándomelo con el suyo. Sus ojos brillantes y entreabiertos llenos de placer y ternura al mismo tiempo me recorría deleitándose en todo mi cuerpo, mientras un hilillo de baba le caía por su boca se dejo caer por fin, emitiendo un jadeo tras otro, el sudor bañaba todo su cuerpo me corrí al mismo tiempo que ella, uuuf uuuf que calentita tu lechita dentro de mi cielo, mi amor. Empezó a besarme como una desesperada por toda mi cara mientras no paraba de decir- te quiero, te quiero……

Nos quedamos los dos parados uno encima del otro nos besamos en la boca, sin bajarse de encima mío, mientras me abrazada y besaba muy tiernamente - perdona mama por lo de antes, pero estaba como loco por ti- ya lo sé cielo la culpa es también mía, te fui buscando sin darme cuenta, ahora si te lo voy a decir todo y contarte un par de secretos que pensé no decir a nadie jamás.

kgatopardo@hotmail.com



Para votar y poner comentarios de los relatos debes estar registrado


Registrate Aqui!

Sitios Porno XXX
Juegos Porno Gratis
Videos de folladas
Relatos Eroticos
Contactos Gratis
Top relatos
Simplemente tu tia

Primera Infidelidad

me cogi A MI CUÑADA Y A SU hermana

De hijo a amante

Madre solo hay una

La novia de mi amigo es una puta

Sonia cumple las fantasías sexuales de su hijo

DESPERTANDO AL SEXO 11

MI SOBRINA, LA SEDUCTORA

mi profesor se aprovecho de mi



Copyright © RelatosEroticos.biz | Inicio | Contacto | Registro | Enviar relato | Información Legal