Inicio | Favoritos | Contacto
 
Recuperar Contraseña REGISTRARSE



Ranking de Autores
sexofotos España
149 -62
gali Mexico
28 0
bangabandu C.Verde
24 0
48peter Argentina
12 0
chantajista Mexico
11 -1



Amor-Filial Masturbacion Confesiones Dominacion Fantasias Gays Hetero Intercambios Lesbicos No-Consentido Orgias Sadomaso Maduras Cibersexo Voyeur

Soy una mujer infiel


Hola, tengo 46 años, morena clara casi blanca, ancha de caderas y senos muy grandes, ¡soy gordita! Me comprometí muy joven, a los 18 años, tuve 3 lindas nenas y ya están.......... casadas. Mi pareja, durante nuestra vida intima, siempre fue conservador, es decir, hacíamos el amor en forma mecánica y aburrida, nada de sexo oral y mucho menos anal. Mi vida sexual hubiera seguido igual a no se por un hecho que vino a cambiar mi forma de pensar.

Tenemos una refaccionaría, motivo por el cual mi pareja viaja constantemente. Por lo regular lo atiendo yo de las 9 de la mañana a las 8 de la noche: de 8:30 a 10 de la noche, asisto diariamente a un gimnasio, ya que si me descuido tantito subo de peso muy fácilmente. Y sucedió que un DIA el gimnasio se había quedando sin energía eléctrica, ya en un lugar de irme a casa decidí regresarme a la refaccionaría.

Todo estaba oscuras solo la oficina estaba con las luces encendidas hasta mis oídos llego una queja. Intrigada y protegida por la oscuridad me acerque cautelosa, casi me voy de espaldas al observar la escena mas erótica que nunca pude haber imaginado. Celia, una de nuestras trabajadoras, estaba sobre el escritorio con las piernas abiertas y en medio de ellas mi pareja enterrada su cabeza dándole una súper mamada. Mi primera reacción fue el enojo, de coraje, pero conforme se la mamaba mi pareja, me fui calentando. Me retire en silencio, pero con una cachondez como jamás la había sentido.

Llegue a mi casa espere a mi pareja, desnuda y en la cama. Cuando llego trate de que me hiciera lo que le hizo a Celia, pero se negó. Me lleve su pene a los labios, pero me contuvo diciéndome ¡Que te pasa! ¡Lo que quieres hacer solo lo hacen las putas!. Total que el me negaba el placer que les daba a otras mujeres.

En el gimnasio conocí a Silvia, desde el primer momento nos hicimos amigas, grandes amigas, ella es mi confidente y le comente mi problema.

---Pero que tonta eres Evita hombres hay por montones que te pueden hacer feliz y hacerte gozar como una demente.

---¡Pero yo nunca lo hecho con otro que no sea mi pareja! Además ya estoy vieja y gorda.

---¡Pero que mentira, si estas re´buenpta! Raúl el instructor no te quita los ojos de encima.

Y era verdad, desde que llego Raúl al gimnasio se me insinúa, pero yo no le daba "entrada" debido a la educación de normas tan rígidas y preceptos morales que siempre me habían acompañado, al grado de llegar virgen a mi compañero y no conocer otro pene que el de el, sin embargo este me tenia en ayuno sexual permanente.

Poco a poco le fui haciendo caso a Silvia al grado de pedirle consejo de cómo conquistar a mi instructor, y axial cierta noche lo invite a tomarnos un café. Yo estaba súper nerviosa, Raúl lo noto y en lugar de ir a tomarnos un café nos metimos a un bar la bebidas y el ambiente hicieron lo suyo la tensión que sentía desapareció. Cuando menos lo pensé ya estábamos en la habitación de un motel, Raúl prendido a mis senos chupándolos mis pezones comenzaron a ponerse duros, lleve una de mis manos hacia su pene y lo palpe podía sentirlo grande grueso sobre su pantalón, cuando alfil logre sacarlo apareció una verga que mostraba un brillo impresiónate, sin dudar me deje caer de rodillas ante el portentoso pene y me lo lleve a los labios chupándolo y lamiéndolo cual si fuera un rico caramelo. Raúl hizo que me acostara boca arriba y me tomo de mis tobillos levanto mis piernas, y me lo metió de una fuerte arrempujón, sentí dolor y placer mezclados. Su verga entraba y salía de mi puchita con una velocidad sorprendente, me hizo alcanzar varios orgasmos antes de que el bañara con su calida emisión mi matriz

Después de un momento de reposo me volvió a meter dándome la cogida de mi vida, dejando el sexo rozado de tanto limada, pero eso si muy feliz, contenta y sobre todo satisfecha. Se puede decir que a lado de mi instructor, me degenere o mas bien, aprendí, ya que me enseño a mamar y el gusto por el sexo anal, ya que un DIA en la regaderas del gimnasio me rompió mi trasero, desde entonces solo llego a dormir a mi casa, pues desde ese día me la paso junto a el, haciendo mi papel de secretaria y recibiendo un pago extra.



Para votar y poner comentarios de los relatos debes estar registrado


Registrate Aqui!

Sitios Porno XXX
Juegos Porno Gratis
Videos de folladas
Relatos Eroticos
Contactos Gratis
Top relatos
Simplemente tu tia

Primera Infidelidad

me cogi A MI CUÑADA Y A SU hermana

De hijo a amante

Madre solo hay una

La novia de mi amigo es una puta

Sonia cumple las fantasías sexuales de su hijo

DESPERTANDO AL SEXO 11

MI SOBRINA, LA SEDUCTORA

mi profesor se aprovecho de mi



Copyright © RelatosEroticos.biz | Inicio | Contacto | Registro | Enviar relato | Información Legal