Inicio | Favoritos | Contacto
 
Recuperar Contraseña REGISTRARSE



Ranking de Autores
sexofotos España
145 -62
gali Mexico
28 0
bangabandu C.Verde
24 0
48peter Argentina
12 0
chantajista Mexico
11 -1



Amor-Filial Masturbacion Confesiones Dominacion Fantasias Gays Hetero Intercambios Lesbicos No-Consentido Orgias Sadomaso Maduras Cibersexo Voyeur

Insolitos regalos


Sobre la mesa de centro del living de la casa , como todos los fines de mes, estaban los dos paquetes envueltos en llamativos papeles de regalo cuyo diseño revelaban , el gusto rancio de quien los enviaba .

A veces los encontraba yo , otras mi hermana y ambas teníamos buen cuidado de no abrirlos pues ya sabíamos su contenido eran chocolates . Y como ambas teníamos una lucha declarada a engordar ,no queríamos ayudar con esos dulces a que nuestras voluptuosas figuras de mujeres veinte añeras , pasaran los limites del buen gusto. Día a día , o mejor dicho noche a noche, en la intimidad de nuestro dormitorio, nos observábamos semi desnudas y nos mediamos la una a la otra , caderas , pechos cintura y nalgas para evitar desbordes indeseados.

Ese día me había llamado la atención la forma de los paquetes, ya que no era la clásica caja de chocolates, sino mas bien dos primorosas bolsas de aquellas que entregan las tiendas................ de ropa fina. Entonces corrí con las bolsas en la mano a compartir con mi hermana aquella novedad. Las dos pequeñas prendas surgieron del interior haciendo un delicioso contacto con mi mano y las pupilas de Marta , mi hermana, se dilataron levemente mientras yo extendía ante sus hermosos ojos verdes, el primoroso sostén blanco y aquel pequeñísimo calzón que casi no tenia peso .

De inmediato ella metió su mano dentro de la otra bolsa y extrajo las prendas contenidas en ella . de la misma finísima textura tan solo que de color negro.

Así, con las manos en alto, sosteniendo tan insólito regalo, no terminábamos de sumirnos en la extrañeza, no solo por el contenido mismo de los regalos, sino sobre todo, por la procedencia de ellos ya que el generoso remitente de nuestros habituales obsequios mensuales no era otro sino que el tío Jack

El tío Jack era lo que se podría llamar un hombre correcto. Era hermano de mi padre, fallecido hacia cinco años y desde ese tiempo el parecía haber considerado un deber familiar preocuparse de su cuñada viuda, con dos hijas educándose ,y como nuestra situación económica era mas que buena, su preocupación se limitaba mas bien a una visita mensual en que el venia a casa y trayendo siempre flores para mi madre y chocolates para nosotras, todo de la manera mas formal y simpática . Hombre prudente, el tenia un especial cuidado en el trato con nosotras y jamás se había quedado a alojar en nuestra casa, según lo decía, siempre con voz clara y potente, \" para evitar cualquier tipo de habladurías\". El era hombre físicamente robusto y ágil . Tenia 50 años..

Era debido a lo narrado, que el regalarnos ese mes esta inquietante lencería se salía a ojos vistos de todo marco habitual.

De inmediato nos dijimos riendo, aun con las prendas en la mano , si las flores de mi madre, habrían sido también cambiadas por algún regalo eróticamente sugerente y corrimos al cuarto de mamá entre risas divertidas.

Cuando mi madre se enteró de todo, no acompañó para nada nuestras risas, pero sin enojo alguno , así como comprobando un hecho esperado dijo, así como para ella misma.

De modo que Jack ahora la agarró con Uds., – mi madre era algo dura para hablar.

En seguida nos invitó a abrir la cajonera de su closet y metiendo las manos en ella sacó de su interior una cantidad impresionante de sostenes y calzones todos delicadamente hermosos y de los mas diversos colores . Era evidente que ninguna de esas prendas había sido usada por mi madre pues aun tenían las etiquetas de la casa comercial. Luego agregó

- El tío Jack , es algo original para su cosas ,ha tenido una vida difícil , luego que su mujer lo abandonara , pero el es un buen hombre.- Después de eso no hizo ningún otro comentario con lo cual dejó nuestras mentes de hembras estimuladas hirviendo con la mas morbosa de las curiosidades

Un tío abandonado por su mujer , que visita mensualmente nuestra casa y que luego de regalar chocolates y flores comienza a regalar sostenes y calzones finos y coquetos, es algo que evidentemente necesitaba algún tipo de explicaciones .

De modo que nos fuimos a conversar con la Mercedes , que era la criada de nuestra casa desde antes que nosotras naciéramos.

La Mercedes era una mujer sabia, y no necesitaba muchas motivaciones para contar lo que ella sabia y también lo que no sabia, así que pareció alegrarse de nuestras `preguntas y se destapó con una frase introductoria que no dejaba dudas sobre su intención de instruirnos .

Uds. ya están en edad de saber la verdad- dijo afirmando sus palabras con movimientos de cabeza.

- El Jack, porque ella tuteaba a todo el mundo . El Jack se casó con la tía Teresa hermana de la madre de uds. y a los cinco días de casado, la Teresa huyó secretamente de la casa , se fue a Europa y no volvió nunca mas. La única que sabe la causa de lo sucedido es la mama de Uds. y como nunca se las va a contar se las cuento yo .

- El Jack y la Teresa se vinieron de luna de miel a esta casa y en la noche de bodas yo escuché, primero unos gritos que me parecieron gritos de alegría de una mujer gozando en la cama que para las circunstancias era lo mas normal , pero luego los gritos eran francamente de dolor de modo que cuando me pareció que ella pedía auxilio, entré en el cuarto y pude ver a la Teresa con las piernas separadas y con su sexo prácticamente destruido . El Jack estaba de pie junto a la cama con cara de culpable y en verdad tenía un sexo descomunal y prácticamente la había partido. Así que luego de reponerse un par de días , la madre de Uds. fue a dejar a la Teresa a la capital que de ahí se marcho al extranjero sin vuelta.

- De ahí el Jack no vio mas a la familia hasta que murió el papa de Uds. y entonces apareció cada mes así como Uds. lo conocen. De ahí que ahora ande regalándole calzones a las mujeres. No se , pero algo tendrá que ver.

Fue todo lo que dijo la Mercedes y siguió

haciendo sus cosas, dándonos a entender que no diría una palabra mas.

Hay días que son determinantes en la vida uno , y este que estaba terminando seria uno de eso días para nosotros. Como si nos hubiésemos puesto de acuerdo sin decir palabra estábamos esa noche cada una sentada en su cama dándonos la espalda sacando con delicadeza de la bolsa nuestra flamantes prendas para vestirlas y comparar como lucíamos. Muchas veces habíamos hecho esto , pero ahora era bien diferente . Estos calzones y estos sostenes nos habían sido regalados por un hombre . Un hombre de carne y hueso que nos había visto siempre vestidas y si ahora nos regalaba ropa intima era por que en algún momento nos imaginaba desnudas y como si eso fuera poco ese hombre era nuestro tío y como si eso no fuera suficiente era un hombre con un miembro viril descomunal , capaz de destruir una mujer de dolor o de placer , y eso nos importaba mucho.

Eso pensábamos, mientras sin mirarnos acomodábamos nuestros pechos de pezones ahora terriblemente sensibles y crecidos dentro de los preciosos sostenes y luego deslizábamos por nuestros muslos esos pequeñísimos calzones, que una vez puestos se incrustaban entre nuestras nalgas y a duras penas lograban cubrir nuestro sexo.

Luego nos pusimos de pie , rodeamos las camas y quedamos una frente a la otra. Era evidente que nos veíamos muy diferentes a otras noches. Yo veía a mi hermana con esas prendas y se me aparecía como una hembra sensacional . Sus pechos parecían reventar dentro del sostén y su pequeño calzón se había incrustado entre sus nalgas dejándolas totalmente expuesta. Mirando la expresión de su rostro me di cuenta que yo debería aparecer igualmente provocativa y deseable. Entonces ella se movió, me abrazó y sentí sus manos acariciando mis nalgas tan gratamente que devolví sin pausa sus caricias. Estábamos bajo los efectos de una especie de embrujo caliente que parecía surgir de las diabólicas prendas que nos había regalado nuestro tío. Era la primera vez que nos acariciábamos, de modo que no sabíamos que mas hacer . Nos abrazamos con fuerza y sentimos nuestros muslos jugando en un roce tibio y ascendente . Nos acariciamos los pechos mutuamente jugando con nuestros pezones y cuando la Marta me dijo al oído.

-Oye Magda . tu piensas que el tío Jack de verdad será así como dijo la Mercedes ? Y en ese momento fue que tuvimos nuestro primer orgasmo juntas y supimos que estábamos pensando las mismas cosas.

Al día siguiente . mi madre hizo cosas que jamás había hecho : Ella era una mujer muy organizada .Tenia rutinas a las que nuca renunciaba y sin embargo ese día todo parecía distinto . En la mañana nos dimos cuenta que la Mercedes no estaba en el desayuno .Mi madre nos dijo que la Mercedes había pedido permiso para ir al medico , cosa que nos pareció mas bien para la risa porque la Mercedes tenia una salud de hierro.

.

Luego me dijo que yo la acompañara al centro a hacer unas compras , lo que si era extraño porque de compras íbamos siempre las tres, ahora solo yo la acompañaría..

Cuando caminábamos por el centro comercial, en búsqueda de una tienda de modas . ella me preguntó , así sin mirarme, si Marta y yo habíamos usado los calzones y el sostén que nos regalara mi tío, y eso si me sorprendió mucho porque ella jamás hacia preguntas de ese tipo , pensé de inmediato que ella o la Mercedes nos había sorprendido acariciándonos la noche anterior de modo que después de un silencio casi culpable de mi parte le respondí que si, porque en verdad nunca nos mentíamos entre nosotros.

Habiamos llegado a la gran tienda . mi madre se dirigió segura hacia la sección de lencería fina , selecciono unas cuantas prendas y me pidió que la acompañara al probador, lo que si era completamente extraño porque ella era mas bien recatada.

Ya dentro del probador le pregunté para que quería comprar esas prendas siendo que ella tenia una cantidad impresionante de ropa hermosa que le había regalado el tío Jack. Ella guardó silencio y luego agregó solemne .

- Esa ropa nunca la usaré.-

Luego mi madre se quito la blusa y la falda y me di cuenta que estaba completamente desnuda. Era la primera vez que yo la veía así. Era en verdad una mujer imponentemente perturbadora a mi me fue imposible no impresionarme y sentir el efecto que la visión de ese cuerpo me producía , me acorde la noche anterior y del orgasmo con la Marta y me expliqué algunas cosas , el cuerpo de mi madre como que tenia algo que ver con ese fuego diabólico que nos quemó.

- Desnúdate . me dijo ella .- tu tienes que seleccionar ropa para ti , ropa de color azul . Casi sin detenerse me lanzó la pregunta quemante .

- Tus haz tenido sexo con un hombre ¿ Yo sin turbarme le respondí que si , porque era verdad . lo había tenido una sola vez pero era verdad.

- ¿ Y la Marta ¿ Me miraba fijamente esperando mi respuesta.

- La Marta también - respondí , y también era verdad.

Los pechos de mi madre eran lindos como los míos , pero un poco mas grandes, erectos, atractivos, jóvenes. Sus caderas eran mas bien como las de la Marta . Yo sabia bien, porque se las había acariciado a mi hermana casi toda la noche.

Pero ahí de pie, desnudas mi madre y yo, me di cuenta que a pesar del evidente parecido había entre nosotras notaba una diferencia impresionante en algo . Mis bellos pubianos , al igual que los de mi hermana, eran de un color castaño claro y se alineaban siguiendo el contorno de mis labios mayores . como una sombra lineal , en cambio los de mi madre eran de un intenso color cobre. Pero lo mas sorprendente eran su abundancia . Formaban una mata dorada , encendida que avanzaba desde el vértice de sus muslos hasta un poco mas debajo de su ombligo. Era una selva ensortijada que ocultaba un misterio excitante. Mi madre fijo su vista en mi y por primera vez la vi. sonreír . Estiró su mano derecha cogiendo la mía y la colocó sobre su sexo y yo acaricie con mi palma recorriendo su vientre sintiendo la suavidad infinita de esos pelos tibios bajo los cuales creí percibir los latidos de un mensaje que venia de lo profundo de esa hembra perturbadora.

Mi madre guardó las prenda seleccionadas para ella tan azules como las mías y mientras se vestía sin ropa interior me dijo como en confidencia

- Es necesario por fin romper el embrujo -, te traje a ti porque tu debes escribir todo lo que suceda esta noche- luego guardó

silencio y regresamos a casa .

Todo el espacio estaba tenuemente iluminado por el resplandor de la vela de color azul que la Mercedes sostenía en alto y la agitaba suavemente de derecha a izquierda como para que la luz de esa llama alumbrara todos los rincones .

MI madre estaba tendida de espaldas sobre la cama y se veía hermosa vestida solamente con los calzones y el sostén azul que esa mañana habíamos comprado en la tienda del centro comercial.

Mercedes me hizo una seña para que la acompañara y ambas caminamos lentamente hasta el borde de la cama. Allí la Mercedes me pasó la vela para que yo la sostuviera y entonces ella soltó el sostén de m i madre y enseguida deslizó delicadamente los calzones azules por los hermosos muslos de mi madre y entonces apareció en toda su salvaje belleza la selva casi dorada colmando el triangulo de su vientre .

La Mercedes me pidió que le entregara la vela azul y con la base de ella separó delicadamente los frondosos vellos hasta encontrar la entrada de mi madre metiendo la vela unos cuantos centímetros en su sexo, sacándola u volviéndola a meter como en una masturbación ceremonial .En seguida volvimos hasta el lugar donde se encontraba Marta , vestida igual que yo con nuestras prendas intimas azules . En ese mismo momento a

entró por la puerta lateral el tío Jack completamente desnudo y `pudimos comprobar la realidad impresionante de su miembro portentoso. Aparecía un poco inclinado pero era evidente por su grosor y longitud que mujer alguna podría soportar una penetración de ese órgano sin ser destruida de la forma como Mercedes nos contó que había sucedido con nuestra tía Teresa.

El tío Jack avanzo hasta el borde de la cama , se inclino sobre mi madre para besar su sexo y luego montar a la hembra poniéndole su sexo descomunal donde correspondía hacerlo.

Nosotras con Marta no respirábamos, temiendo que de pronto escucharíamos los gritos de dolor de la hermosa mujer. El hombre se movía delicadamente sobre ella iniciando la deseada penetración. El mástil comenzaba a entrar en el sexo seguramente ardiente de mi madre pero era un largo cilindro de carne palpitante el que aun quedaba por penetrar, para lo cual la mujer se agitaba abriendo y cerrando sus muslos sin emitir quejido alguno. Cuando ese miembro aterrador había entrado mas allá de la mitad de su tamaño , la Mercedes nos sacó a mi y a Marta el sostén y luego los calzones azules y apagando la vela, me la introdujo en mi sexo y yo sentí como me penetraba tibiamente en medio de un placer infinito . Luego hizo la misma operación con el sexo de Marta y en ese momento ambas sentimos que un placer desconocido nos invadía y nos abrazamos completamente entregadas y como comunicadas con nuestra madre en el placer supremo.

El tío Jack había completado su faena y mi madre se había tragado ese falo increíble sin emitir un solo grito de dolor . Ahora ella se agitaba en la cama presa de un placer que parecía devorarle levantando los muslos y abrazando con ellos a su amante por años esperado.

Cuando después de sentirse ambos conmovidos profundamente por un orgasmo que parecía no tener fin , el tío Jack se incorporóy pudimos ver en la penumbra que ahora era un hombre de dimensiones sexuales normales.

Entonces la Mercedes dijo como en un murmullo , pero que nosotras escuchamos claramente.

- La madre de Uds. estaba de novia con Jack , y la Teresa se lo quitó, entonces debimos hacer este embrujo para que ninguna mujer pudiera tener a Jack. Ahora el embrujo ha sido desecho. Su madre podrá gozar de lo que es de ella : Estas cosas a veces es necesario hacerlas y luego agregó

-Y Uds. también podrán gozarlo cuando Uds. quieran , Jack tiene para todas - ….. y rompió en una carcajada que llenó el ambiente de esa noche durante un buen rato mientras mi madre se empapaba de placer en la cama y nosotros desgranábamos un orgasmo de intensidad desconocida



Para votar y poner comentarios de los relatos debes estar registrado


Registrate Aqui!

Sitios Porno XXX
Juegos Porno Gratis
Videos de folladas
Relatos Eroticos
Contactos Gratis
Top relatos
Simplemente tu tia

Primera Infidelidad

me cogi A MI CUÑADA Y A SU hermana

De hijo a amante

Madre solo hay una

La novia de mi amigo es una puta

Sonia cumple las fantasías sexuales de su hijo

DESPERTANDO AL SEXO 11

MI SOBRINA, LA SEDUCTORA

Mari Carmen una madre muy ardiente



Copyright © RelatosEroticos.biz | Inicio | Contacto | Registro | Enviar relato | Información Legal