Inicio | Favoritos | Contacto
 
Recuperar Contraseña REGISTRARSE



Ranking de Autores
sexofotos España
149 -62
gali Mexico
28 0
bangabandu C.Verde
24 0
48peter Argentina
12 0
chantajista Mexico
11 -1



Amor-Filial Masturbacion Confesiones Dominacion Fantasias Gays Hetero Intercambios Lesbicos No-Consentido Orgias Sadomaso Maduras Cibersexo Voyeur

III Solo con Olguita, el matadero llega a su fin...pero antes, un entremes Rostia la puta casera


(Ma Eugenia)... Javier ya estaba sobre aviso y sabía que aquella noche le esperaba satisfacer a su mujer y a mí hermana Olga, así que desde temprano, y luego de atender algunos problemas que tuvo en la Feria del pueblo por la venta de un toro semental, arrimó a casa de Eva, su mujer, ella lo miró con distintos ojos a los que siempre lo hacía, hasta Rosita, la zorrita que eché de mí hacienda por culear con nuestro macho, y excluida de esta vorágine sexual nocturna, miraba con otros ojos a Javier, él lo notó, pero no quiso averiguar, tenía muchas cosas en que pensar y lo del sexo era su escape nocturno, así que simplemente siguió con sus quehaceres en la hacienda y no regresó, hasta después del medio día, pero ............................. ya su mujer no estaba en casa,...

- Rosita,... Rosita,... ¡Ah Rosita!... ¿Que es de Eva?...

- La niña salió a casa de Doña Lucrecia Dotor...

- ¿Fue Sola?...

- No Dotor, llevó al niño con ella,...

- ¿Dijo a que hora regresaba?...

- No Dotor...

- mmmmmm...

(Rosita)... El Dotor era mío, la niña Eva se había ido sin decir nada, tenía la casa pa’ mí y necesitaba que él me cumpla,... no habíamos tirado desde que regresamos de la playa, y esta era mí oportunidad pa’ que él me pague la seca que estaba pasando...

... el Dotor entró a su habitación a darse un refrescante baño y descansar antes de bajar a comer, pues “no le gusta sentarse a la mesa oliendo a vaca” –Dice él... - Y luego seguir con sus quehaceres en la hacienda, lo escuché cerrar la puerta de su habitación y luego oí correr el agua,... así que corrí a la mía a refrescarme, cambiarme y ponerme lista pa’ que él me cumpla,... sabía que el Dotor no se iba a negar, le gusta montar a su Rosita y yo estaba lista pa’ que él me pisara, más que lista, deseaba su verga, su néctar, y sentirme suya una vez más,... estaba hambrienta de su carne y sedienta de su leche, como deseo el agua pa’ beber...

... me duché breve y denjé a nuestro hijo jugando frente al T.V., le ordené que no saliera de la habitación y que si algo quería, me llamase,... el “Dotor chiquito”, que como llamó a Jaime Antonio, es muy obediente y muy lindo,... se parece a su padre...

... me puse muy putita, como le gusta al Dotor, muy aseada, me rastrillé la chepa y el culo, me encremé sobre todo, la chepa y el ano,... y sin braguita bajo el vestido de casa y con las tetas suertas pa’ que el Dotor pudiese jugar hasta que me clavara, salí en su busca,... la comida estaba lista y era solo que él escogiera que deseba primero,... mí culo o su comida,...

... llamé la puerta de su habitación avisarle que estaba lista la comida (y su puta), y no otuve respuesta,... intenté por segunda vez y al no oír nada, con apremio pasé a la habitación de la niña Eva,... al entrar lo vi,... a mí amor, echado, y solo en toalla con el pecho peludo y húmedo, desnudo,... su toallita hacía media carpa sobre su delicioso paquete, taba dormido,... sentí deseos de echarme sobre él, arrancarle el toalla y tomar posesión de su rica verga, llevarla a mis labios y chuparle todo su jugo,... ya lo iba hacer, pero contuve mi animalada,... “ésta no es mí habitación y en ella, él es de la niña Eva”,... ¡Me muero por este macho!, pero me respeto lo ajeno, y solo cuando él me toma pa’ montarme, darme verga y hacerme suya, es que es mío...

... me acerqué prudente a su lado, y ya me descargaba en jugos por la chepa, le llamé con cariño su atención, se lo veía cansao,... de pronto él abrió sus ojos, me miró de arriba pa’ abajo con ternura, que se convirtió en deseos por mí, conozco esa mirada desde que me montó la primera vez,... me agarró de la cintura y me atrajo a él...

- ¡Que rico hueles Rosita!... –aspiró profundo cerca de mí chepa y yo suspiré... hube de controlarme pa’ decirle, coqueta:

- Ya esta tu almuerzo servido, Dotor,... –Me miró los ojos y su verga se paró...

- Sí Rosita,... ya olí... ya bajo mijita, espérame por favor,...

... recién se había dado cuenta donde estaba y respetuoso, me hizo salir pa’ atenderme y comer donde se debe,... luego de unos minutos vino el Dotor con su bata de casa y sin nada bajo que no sea su hermoso paquete,... Yo hacía rato había sacado a las demás sirvientas pa’ la casa del Mayoral, sin explicaciones, pa’ atender yo sola al patrón,... no me importan las murmuraciones de esas zorras,... Le iba a servir la comida en la mesa interior de la cocina,... ahora estaba en mis dominios, no era mí habitación, pero sí donde paso casi todo mí día... andaba descalza, sé que le gusto así, y me había puesto la bata de casa más transparente que tengo, y que deja ver todo lo que hay debajo,... es una bata que poco uso, pues me llega sobre las rodillas,... me la había regalado la niña Olguita hacía años y nunca tenía oportunidad de lucirla,... es muy bonita y me forma el cuerpo,...

... el Dotor llegó y en cuanto lo vi me hice la desentendida, con el deseo de que él me agarre,... le iba diciendo el menú,... hay caldo de pata, ensalada con carne asada y de postre.... me agarró del culo y me llevó hacia él...

- De postre... –Interrumpió oliendo mi chepa... -Te quiero a vos Rosita,... pero voy a empezar por el postre mijita...

... me agarró de la cintura, me echó sobre la mesa, y yo me dejé hacer,... me sentí muy suya por la fuerza con que me tomó pa’ echarse sobre mí,... es todo un macho y ¡me encanta!,... se acercó, me abrió las patas y se dio cuenta que no llevaba bajo nada,...

- Me esperabas, ¿Verdad putita?...

... dominada por su hombría lo miré a los ojos y le dije con la voz casi cortada...

- ¡Siempre mí amor!,... ¡soy tuya! y solo espero que me montes y me pises,... te necesito amor,... ¡Hazme tuya!,... dame...

... el Dotor se aproximó lentamente a mi chucha e iba olfateando cada pedacito de mi piel,... cuando hallaba un olor que lo excitaba, lamía y seguía subiendo,... cada lametón del Dotor, me hacía temblar en deseos y eso significaba que salían más jugos de mi chepita,... el Dotor ya no pudo contenerse mucho y se clavó entre mis piernas,... primero a aspirar el olor a chepa manabita y luego a tomar los jugos de mi botoncito,... me mordió toda la chepa y eso me tenía tonta y temblando todo el cuerpo, sino era por que estaba echada sobre la mesita, me hubiera caído...

- ¡Que riiiico Rosita!,... slmurp, tu sabor es delicioso,...

p align=justify - Chupa Dotor, esta chepa es solo tuya,... chupa,... así mí amor, así, así, ajjjjjjjjjjj

... era un delicioso orgasmo que me hizo temblar enterita, como culebra en el monte... me safé de sus brazos, bajé de la mesita y casi cayéndome, me hinqué frente a mi diosa... su verga, a mamarla y devolver la mamada a mí marido,... estaba dura, erecta, tiesa y latía, como cuando ya me va a pisar, estaba un poquito morada y sus huevos estaban hinchándose en leche de mípalo,... puse su cabecita rosada entre mis labios y chupé, pasando mí lengüita por todo su palo hasta llegar a sus cargaditas bolas que las metía en mi boca para chuparlas también,...

... el Dotor se aguantaba las ganas de botar y cuando lo estaba masajeando en la verga, haciendo mucho esfuerzo pa’ no zafar, me echó un chorrito de su rica leche que tomé con impaciencia...

... se incorporó frente a mí y me tomó bajo los brazos,... me quitó la bata y me acarició todo el cuerpo, especialmente las tetas, mí culo y mí chucha,... yo me sentía flaquear, me puso arrimada contra la mesita de comer y me abrió bien las patas,... se inclinó para saborear una vez más y para morderme la raja enterita,... mis jugos salieron y luego fue saboreándome con su lengua hasta llegar a mis tetas, las lamió, las mordió y yo me deshacía en más jugos, ya necesitaba su verga y él se encajó entre mis piernas, apoyó su cabecita en mí rajita y mirándome a los ojos empujó con fuerza,...

- JMMMMMMM,... ¡CARAJO!,... ¡QUE RICA VERGA!... ¡POR DIOSS!,...

... ya la tenía dentro su carne y él era mío,... su penetrada me tenía transpirando de amor por él,... su verga me hace suspirar cada vez que me la mete,... ya le he parido un hijo al cabrón y no importa cuantas veces me clave, siempre me hace suspirar, por muy mojada que esté,... aunque tener la chepa mojada, es un triunfo con este macho mío,...

... me daba verga haciéndome saltar apoyada en la mesa, era una deliciosa cuña que me entraba con fuerza y salía latiendo en mí vientre, haciéndome saltar en cada embestida,... mí cabrón me besaba como loco, me morboceaba las tetas y las muerde,... me bombeaba a mi ritmo,... era como la primera vez, arrimada contra las caballerizas,... hasta que me llevó al placer de los cielos,... y grité por su verga...

- Así Dotor,... más,... más,... dame más fuerte,... toda tu verga mí amor, toda, toda,.. tooooodaaaaaaaa ajjjjjjjjjjjjj yyyyyyyyyy que riiiiiicoooooooooo...

... estaba loca y quería sentir mi placer más grande, su deliciosa leche inundando mi vientre,... sentirme su propiedad,... solo suya y de nadie más,... ¡Que me diera su jugo!... pero él se aguantaba las ganas de echar leche y yo la quería y lo alentaba mientras terminaba de temblar,...

- ¡Daámsmela papiíto!... ¡dánmela mí amor!, no me la escondas,... riégame,... riégame,.. siiii, dámelaaaaaa,...

... el deseo por su leche me llevó a otro cimbrón en todo mí cuerpo,... no me dejó su leche, pero me acomodó sobre la mesa con las patas abiertas, lamió mí chepa y escupió los jugos en mí chiquito,... embarrándose la verga en mí chepa, se acomodó él y sin mucho pensar, me abrió los cachetes del culo y degeneradamente, como si no doliera, metió todo su pipi... ¡hasta el fondo de mis tripas!...

- AYYYYYYYY... JMMMMM,… ¡Ave María purísima!,… ¡Carajo… maricón!,… hijoeppppññññmmssmmm,.. jmmm,… como duele esta huevada,… me duele mí amor,... me duele... me duele...

- ¿Te la saco Rosita?...

- ¡No mí amor!,… ya estas dentro,… quiero gozarla papito, rómpeme el culo Dotor,... métela entera,... con fuerza... ¡toda aunque me duela!...

- ¡Que culito tan rico tienes Rosita!,... ajjjj me encanta... es apretadito, rico,... esta hecho para mí... ajjj cómete mí verga...

- Sí, así mí amor, toda, dámela todita,... dame duro, ¡ESO!,... rómpeme el culo amor, es solo tuyo... soy tuya,... así... así... asíiiiii... ajjjjjjjjjjjjjjjjj... que riiiiicooooooooo...

... y grité nuevamente con el placer de sentirme rota por mí dueño... ya era totalmente suya,... el Dotor bombeaba con fuerza agarrado a mis ancas y acariciando mis tetas... estaba como tomate,... sabía que ya me iba dar su leche que tanto deseaba,... le abrí bien las patas y le rogué entre un cimbrón y otro, que me regara la chucha,... él me besó con ternura, me mordió los pezones y sacó su verga de mí culo,... me lamió la chucha y metió toda su vara,... despacito, pa’ hacerme sufrir,... hasta el fondo, bombeó y me enloqueció con su jugo de amor...

- ¡Así Rosita!... asíii,... ahhhhh...

... sentí su leche inundando mi vientre,...

- ¡SÍ!... Así mi vida, dámela,... dámela toda, toda, toda,... lléname mí amor,... ajjjjjj ¡Que riiiicaaaaa!... siiiiiiii llena a tu Rosita,... ¡Así!... TE ADORO DOTOR,... eres mío,... mío,... míoooooo... ajjjjjjjjjj

... lo abracé con las patas en su cintura y le ajusté bien el palo contra mí chucha y con la poca fuerza que aún tenía, le exprimía la verga y él quedó extenuado sobre mí, bañándome las tetas y mí cuerpo en su sudor mientras se deslechaba en mí vientre mordiéndome el cuello,... toda su fuerza era mía,... su verga, su leche,... todo él era mío,... lo sentí hasta que su verga dentro mío perdió su fuerza y él cayó sentado en una de las sillas,... yo estaba agotada, pero me incorporé de rodillas entre sus piernas, pa’ dejarle limpita su herramienta,... “Esta es la leche más güena que hay niñas,... así que No hay que desperdiciarla”, nos enseñaba mami, cuando papi la terminaba de culear,...

... el Dotor estaba pálido, pero sonreía de felicidad,... me miró tiernamente y me trepé entre sus piernas a besarlo y confortarlo con mis caricias y mis besos,... abrazado a mí me dijo:

- Eres deliciosa Rosita,... –Me dijo... -Nunca te dejaré de culear...

- Si te gusta mí amor, Rosita es feliz,...

... calenté la comida y el Dotor se sirvió para luego ducharse y seguir con sus labores,... yo estaba satisfecha por el momento, pero deseaba más de su vida,... me había dejado molida y eso me hacía feliz de ser su puta casera, así nadie lo supiera...

(Eva)... caía la noche y esperaba la llegada de mí marido a casa de mami, sabía que debió ir a casa a almorzar, él es siempre muy cumplido, hasta en el horario,... solo me extrañó el por qué no vino a buscarme al enterarse que me había venido a acá con nuestro hijo,... no sé, pero se me está haciendo un trauma esto de los celos, nunca había sido celosa con ningún novio, pero desde que me casé con este hombre, los celos me comen viva,... en fin que Javier siempre tiene una respuesta a flor de labios para mis dudas...

... al llegar a casa de mami, preguntó por mí, pero ya le había dicho a mami y a las demás putas, que si mi marido preguntaba por mí al entrar, le dijeran que estaba descansando donde era mí habitación cuando me montó la primera vez,... quería saber que iba a hacer el cabrón al verme sobre la cama, sola y dormida, ¡claro que no estaba dormida!, solo tenía entrecerrados los ojos en espera de él,... esperé un rato y demoraba,... luego supe que Javier pasó primero por la habitación de los bebes para ver a su hijo, claro que ese día, todos los de la habitación eran hijos suyos, pero me refería al nuestro,... jugó un ratito con él y preguntó por mí...

- Lucrecia... ¿Que es de Evita?...

- Se cansó de esperarte mijito,... dejó al bebe con los demás “primos” y se fue a dormir a su habitación, mijo... si quieres sube,...

- Gracias suegra,... –Besó a mí madre en los labios, dejándola tonta y subió por mí,...

... entró en mí habitación, cerró despacio la puerta, y echó seguro yo lo chequeaba con el rabillo del ojo,... me había echado con el cabello totalmente suelto, como a él le gusta culearme y solo con mi tanguita al ver que llegaba a casa, me cubrí con la sábana hasta el cuello y esperaba la reacción de mí marido al verme echada,... sé como es él, y sabía que no iba a aguantar tener a su hembra, echada y sin darle verga,... pero como buena hembra y puta suya, soy vanidosa y me gusta que él me coja, así sea creyendo que es al descuido...

... mientras entraba a la habitación se desprendió de su camisa y su camiseta interior, dejando su velludo torso desnudo,... se quitó las botas, el Jean y las medias, quedándose solo en boxers,... al verlo así me excité y quise echarme sobre él a morderlo, pero quería ver el final de la película, así que lo dejé para ver que más hacía el degenerado antes de montarme, pues ya sabía que igual me iba a montar,... se aproximó sigiloso a mí lado y se sentó despacito a junto a mí, como para no despertarme,... su verga ya endurecía e iba en crecimiento continuo, ya se le salía de en medio de sus boxers,... puso sus manos a ambos lados míos y se aproximó para besarme,... cuando sus labios rozaron los míos, abrí los ojos, como asustada y me agarré de su cuello para hacer más perenne y deliciosa su sorpresa... nos besamos con pasión y se dio cuenta que todo era una farsa,... me abrazó con fuerza, propia de él conmigo, agarrándome de la espalda y llevando mis tetas para acariciar su pecho,... y me dijo:

- Eres una deliciosa puta,... te amo Eva...

- Te esperaba mí amor,... solo quería que llegaras a amarme,... ¡Hazme tuya!...

- Pues ahora vas a apagar por hacerme creer que dormías, mí puta rica...

... Javier ya tenía su verga totalmente erecta y mis tetas habían brincado sobre sus labios,... me destapó entera y me vio solo con mí tanguita, ya mojada en jugos, y lista para ser poseída por él,... ¡Mí marido!... no me gusta compartirlo con nadie...

... sus besos labiales pronto recorrían el resto de mí geografía,... mis tetas que tanto le gustan, estaban duritas por la excitación y mis pezones parecían dos rocas color marrón, esperando que él las mordiera y chupara para hacerme exudar sus jugos,... y eso justamente hacía el muy degenerado,... El hijo de puta me acariciaba por todos lados, y al llegar a mis caderas,... ¡Como no!,... se clavó en mí vagina y bajando con delicadeza la prenda, acarició mi culo y la dejó entre mis rodillas para medio abrirme de patas y beber desde mí culo, todo el néctar de su hembra, Yo,...

... me dejé hacer, me gusta que mí marido me morbocee y me acaricie todo lo que él quiera y por donde quiera,... total,... ¡Todo mí cuerpo es suyo!, a él le pertenezco,... me siento feliz de hacerlo feliz y él me hace feliz cuando me culea,... siguió bajando la prenda hasta llevarla a mis pies, los mordió con cariño,... los chupó dedo por dedo y luego subió por mis piernas lamiendo cada centímetro de mí piel hasta llegar a mi vagina...

... su hermosa verga resaltaba entre sus boxers y yo me moría de ganas por lamer y chupar mí deliciosa posesión,... así que cuando él terminó de quitar mí única prenda, lo eché contra la cama y horizontal, arranqué lentamente la suya para saborear sin interrupciones su engrosado miembro,... Ya se le notaban las bolas hinchadas con su deliciosa leche y su cabecita rosada y circuncidada, violácea y latiendo,... me zafaba una que otra gotita de su néctar,... me clavé a lamer su estaca y darle la mejor chupada de su vida,... ¡Se la merecía!,... él gemía y yo casi no podía trabajar, tenía mi patas abiertas con su cabezota clavada entre ellas mamando cada gotita de mi endurecido clítoris...

- ¡Así mi amor!... chupa tu verga amorcito,... -Me decía... -es solo tuya,...

p align=justify - ¡Ay... Que riiicooo!,... eres un degenerado mí amor,... te adoro, chupa más, con más fuerza papito,... asiiií, ¡Cómeme la chepa amor!,... ajjjj... que riiiicoooooooo ajjjjjjjjsiiiiiiiii...

... el adorable hijo de puta me llevó a desaguarme en un delicioso orgasmo vaginal que llenó su boca y devoró con pasión,... “le encantan mis jugos”,... me arrancó su verga de mis labios y me puso en cuatro, lista para recibir su hermoso capullo por mí culito,... como dice mami,... ¡Hay que ser bien puta para soportar la verga de este hombre en el culo!,... y yo soy la mejor puta de mí marido,... él así me ama y yo lo complazco,...

- ¡Dame verga papacito!,... ¡jmmmmmmm!... vamos mí amor, rómpele el culo a tu mujercita,... te amo, así, así canalla, dame duro amor, uffffff,... ajjjjj ¡Toda!...

... el hijo de puta me la metió con fuerza...

- ¡Más cabrón!... hasta las bolas mí amor, aggggg,... hasta las bolaassss siiiiiiiiiii

... me tenía atorada,... con la verga dentro de mis intestinos,... sentía el golpetear de sus bolas en mí culito y el dolor de su gruesa carne, que es siempre insufrible,... me rompe el culo y disfruta haciéndolo... pero ¡Me encanta!...

- ¡Que rico culo amorcito!... es delicioso,... me estas rozando la verga amor, que riiicoooo... se me sale la leche mi vida,... se me sale,...

- ¡NO!... NO MI AMOR, DÁMELA EN LA CHEPA,... DÁMELA, POR FAVOR... SIIIII...

... el muy cabrón sacó apurado la verga dejándome el culo totalmente destrozado... y con ¡Toda su fuerza!... mí marido me metió toda su pieza, lista para eyacular en mí vaginita,... dio unas tres bombeadas y de pronto el bruto ya se estaba deslechando en mi vientre...

- fshhhhhhhhhh,... fhssssssss,... fshhhhhhhhhhhhh... fshhhh...

- ¡AJJJJJJJJ!... ¡Así!,... así mí mi vida, dámela toda, toda, toda mí amorrrrr,... ajjjjjjjjj ¡Que riiiicoooo!.... ¡TE ADORO MÍ VIDA!, ¡TE ADORO!... ajjjjjjjjjjsiiiiiii... lléname,... lléname,... ajjjjjjjj...

... había terminado dos orgasmos y Javier estaba casi acabado,... cayó a mí lado boca arriba enrojecido, con una cara única de felicidad,... me eché sobre él a besarnos con todo mí amor y me di cuenta que su verga aún manaba mí leche,... por que es mía,... solo mía,... tomé su instrumento en mis labios y me alimenté de su rico manjar, saboreando cada gotita que tragué,... al dejarla limpia me eché nuevamente sobre él poniendo mis tetas en su pecho para gozo y satisfacción de mí marido que se quedó descansando feliz conmigo y su verga aplastada por mí raja,... hasta la hora del matadero...

...

... hablé la tarde con Olguita, mí prima, que es más bien reservada sobre sus temas sexuales, trató de todas las maneras de llevarme al asunto de la noche en el matadero, pero ¿Qué podía hacer?,... en realidad no me interesaba tener sexo con mí marido y con otra mujer al mismo tiempo, aún cuando lo hubiésemos planeado así entre todas,... mami y tía Eugenia ya habían disfrutado de los favores de él, por ellas me enteré de la escena lésbica de mí prima Ma. Eugenia y mí hermana con él,... “Bien merecido se lo tenían las sinvergüenzas” y me hubiera gustado que Javier se portara más enérgico con ellas, sobre todo con la Lucre, por apoyar esta cueladera,... pero él es el macho y él sabe cómo y por que hace las cosas,...

... de todas maneras, nos reímos entre mujeres y luego saltó lo de mi asistencia o no, al matadero, así les dejé claro que no iría, y que fuera sola la Olga, al saberlo, se anotaron de inmediato las otras putas para ocupar mí lugar, desde mí madre,... no es que sea celosa de la segundera, ni de ninguna de ellas, es solo que ya estaba bueno... y si yo no iba a ir, pues bien, ¡Que suerte la de la Olga!, y eso fue lo que dijeron todas al oír mi decisión,... se cumpliría como se arregló,... así que si ya habían culeado, con mí marido, pues ¡A mamarse la chepa a otro lado!,... claro que la Olga no cabía en sí misma.

Mí madre me había contado la conversación entre ella y mí tía sobre si mi marido tomaba como “tercera” a Olga, por supuesto que eso es solo decisión de él, total tiene dos hijos con ella, pero si él no la ha querido en tantos años, es que no la ama como para hacerla su mujer y es todo, así que “¡Confórmese con que la monte, y que no joda!” le dije a mí madre,...

Mí marido se levantó pues ya se estaba haciendo tarde, tenía que dejarnos en casa y luego asistir a la cita con mí prima. Durante el camino, Olga trató de iniciar conversación conmigo y con él, pero al darse cuenta que yo no quería hablar, se mantuvo en silencio,... llegamos a casa y me bajé con nuestro hijo en brazos,... pidió disculpas a Olga para dejarnos dentro de la casa,... ya dentro me miró a los ojos, me besó con la misma ternura que al terminar de culearme en casa de mami y solo me dijo,... “Te amo cariño, no lo dudes”... me besó nuevamente y me pidió disculpas... cerré la puerta para no verlo irse,...

(Olga)... nos dirigimos a la casa de la Lucre,... la situación era muy incómoda, habíamos dejado recién a Eva y me sentía como una “intrusa quita maridos”, y las putas en esta familia, eso es lo que menos somos,... estuve tentada, varias veces, en dejar las cosas para otro día,... pero más podía en mí interior el deseo de tener a este macho culeándome, disfrutar de su verga y sus placeres masculinos, además de que me había preparado para este momento, dejando todo mí cuerpo para satisfacción de él y mío, y tenía otras razones para no dejarlo escapar esa noche...

... subimos al matadero y Javier me tomó entre sus brazos,... me hubiera gustado saborear algún tipo de licor para desinhibirme, pero él no lo necesita, él poco a poco va rompiendo las barreras con su forma varonil de poseer a la hembra, y yo me iba derritiendo con su masculinidad,...

... había puesto especial empeño en mis herramientas placenteras,... como creo deben hacer todas las putas cuando van a tirar con su macho,... me había depilado y encremado a conciencia, las axilas, las piernas, la chepa y el culo,... no tenía ni un pelito donde no debiera haber, y me había vestido como sé que le gusta a él, o sea ¡Bien puta!,... con ropa sexy por dentro y atractiva, como para que él se distraiga mientras se excita, por fuera,...

... tenía puesto un jean estilo pescador, muy ajustado a mí cuerpo que me hacía ver el culo, grande y apetitoso, sé que eso fue lo que lo atrajo de mí cuando me conoció mis senos grandes, bien paraditos, y bien mantenidos, para mi uso sexual de puta, se encontraban bajo una bonita blusa casi transparente que hacían más pronunciadas mis ya duras tetas y mí cuerpo, bien entallado para enloquecer al macho. Debajo, mí hermoso culo, émulo del de mí madre, que sé que lo emboba al cabrón, lo tenía dispuesto para la acción bajo un hermoso, coqueto y ajustado hilo dental, en color rojo sangre, que me ajusticiaba dolorosamente el arito anal, (lo de una talla menos, fue idea de mí madre, dice que esto resalta más nuestras virtudes),... Javi me dejó sobre la cama y como hembra-puta, estaba desaguándome en jugos que él alienta en todas nosotras con sus caricias, para chuparnos el clítoris y saciar su sed,...

- Estas muy hermosa Olguita,... –Me dijo el cabrón... -el pescador te sienta y te hace ver exquisita,...

- ¿En serio te gusto cariño?...

- Me gustas, tú y todo lo tuyo mí amor,...

... sus palabras me emputaron,... Javier me echó sobre la cama y dejé mis sandalias de tacón rojo en el suelo, me cerró las piernas y casi no tuve tiempo de insinuarle que me desnudara, pues él, ya se estaba tomando el derecho placentero de hacerlo,... se echó sobre mí a desabotonar mí jean y mientras me besaba, corría el sierre del jean, acariciaba mis caderas subiendo con destreza hasta mí blusa para liberar también mis tetas,... el brazier, de una talla menos, era de broche delantero, y no podía contener ya, mis inflamadas y duras tetas,... desabrochó con facilidad el bra, para darles el primer lametón a mis tetas, cuando brincaron deseosas, con mis pezones firmes, a sus degenerados labios,... miró mis ojos buscando mis labios para endulzarse en ellos,... me bajó lentamente el jean para disfrutar de mí cuerpo, pasando su nariz cada vez que podía por mi entre pierna, oliendo mi aroma genital,... hasta que me dejó, desnuda sobre la cama, solo con el hilo puesto,... mí imagen de puta en hilo, erotizó al cabrón que me miró con la boca abierta y los ojos inyectados en lujuriosos deseos...

... una de mis piernas la pasé rozando su entrepierna y detuve mí pie a juguetear con mis deditos en su paquete, que como siempre, ya estaba listo para ajusticiarme, Javier sintió la caricia de mí pie y lo tomó entre sus labios para saborearme desde la planta de los pies, pasando su lengua húmeda por los dedos, hasta mis tetas,... sus ojos, aunque desorbitados, me invitaron a que lo desvista,... quité su camisa que dejó ver su varonil pecho, velludo y sudoroso y luego con paciencia, quité su camisilla interior para chupar sus tetillas,...

... la verga se le salía del jean, el cabrón estaba loco por culearme,... sobaba su velludo pecho en mis tetas mojándome de deseos, y pasaba su pelvis sobre la mía para excitarme,... yo solo me desaguaba en jugos que lo enloquecían con el olor,... se arrodilló sobre mí vientre y mientras jugaba con mis tetas, me dejó abrir su cofre de tesoros y deseos femeninos,... voló su correa, bajé el sierre de mis deseos y al desabrochar su jean, saltó entre mis tetas, su ya tieso instrumento, salpicando algo de su delicioso jugo en mis ardientes senos,... Javier se paró sobre mí, con las piernas abiertas, como si fuera a mearme (¡Ojala!), y terminó de quitar su pantalón,... se arrodilló y me puso la verga en los labios,... de inmediato lacté su carne devorándola con el deseo de tener en mi boca su néctar,... su cabecita estaba hermosamente morada, su palo tibio latía en mis labios, y sus bolas denotaban la carga láctea que las llenaba,... chupé queriendo obtener su jugo masculino mientras lo pajeaba y Javier se estremeció regalándome unos chorritos,... con los ojos inyectados de lujuria, me agarró de la cintura, dándome vuelta y me dejó boca abajo sobre la cama en cuatro, con el rostro sobre la almohada y con mi culito levantado para saciar sus sádicos deseos...

... mí hilo era uno de las prendas más atrevidas que he usado para él, desde que me culea, una tira se armaba sobre mí cintura ajustada a mis caderas, y por detrás, se desprendían otras dos que cruzaban mí raja del culo para atarse por debajo, al pequeñito triangulo que cubría mí chepita,... no sabía que me iba a decir por usarla, ya que la prenda solo me tapaba, algo de rajita, con un pequeño triangulo rojo, y el resto estaba para el morbo del macho... las tiras traseras permitían el fácil acceso de su pene a mí arito anal que se mostraba encremado y listo para recibir su monstruoso instrumento de dolor y placer...

... al verme así, el animal quedó envenenado con mí culo,... me di cuenta de su satisfacción lujuriosa, por que amasaba mis cachetes, los mordía sensualmente sin hacerme daño, y chupaba la piel de mi culo, hasta cuando sentí como azotó mis cachetes con su verga latiendo y erecta al máximo, el hijo de puta no pudo resistir darme, ni sus caricias, ni sus comentarios morbosos sobre mí trasero, ni sus deseos de sodomizarme, aún con la prenda puesta,...

- ¡Que culote mí amor!... ¡Esta hermosísimo!... –Me acariciaba el culo...

- ¿Te gusta cariño?... es tuyo,... ¡Cómetelo!...

... el hijo de puta no esperó mucho, paseó su verga por mi raja y con sus caricias, besos y mordidas envenenados de lujuria sobre mis cachetes, y sus lamidas degeneradas en mí chiquito, me hizo saber que me iba a sacrificar el culo,... “Si así iba a empezar esta noche de lujuria,... ¡Pues venga!,... soy su puta y él mí cabrón, dueño de mí culo”,... Javier colocó su cabecita en la entrada de mí arito,... sentí sus varoniles dedos separando las tiras y mis cachetes para permitir la sodomización,... empujó con fuerza y de pronto...

- ¡JMMMMMMM!... MALDITO DESGRACIADO,... CÓMO TE ODIO, MÍ AMOR,... ¡TE ODIO!,... ¡TE ODIO!,... ¡TE OOODIOOOOO!...

... ya tenía media vara de carne en mis intestinos haciéndome gritar como yegua...

- Olga,... aj... ¡Que culo tan delicioso!,... aj... se abrió como sandía... aj, aj, y me aprieta la verga cariño,...

... ¡me dolía!,... su verga inflamada, estaba atorada en la entrada de mi ano,... pero él nunca había alabado tanto mí trasero,... el hilo había dado mejor resultado del que esperaba y eso me emputó por su verga,...

- ¡Métela entera degenerado!,... ¡Así!,... JMMMMM,... ¡toda, hasta los huevos mí amor!,... ASÍ, ajjjjjjjj... ¡Que riiiiicooooo!... asíii,... eres mío,... ajjjjjsiiiiii...

... la penetración era total y Javier descansó unos segundos mientras acomodaba toda su carne en mis tripas... me agarró de las tetas para jugar con mis pezones y terminó de hundir su verga en mí ano metiendo mano en mí triangulito rojo para masajear mí clítoris mientras me mordía la nuca... Ajjjj, su verga estaba totalmente erecta, era deliciosa,... ¡lo tenía arrechísimo al cabrón!,...

- ¡Está hermosísimo y delicioso tu culo!,... –Me dijo el degenerado...

- Es tuyo cariño, dame verjmmmm,... así, así cabrón,.. ajjjj... -Empujó con fuerza el animal,... -¡ajjjjj no te detengas!,... ajjjj,... ¡Como duele carajo!... dame verga, ajjjjjjmmmmm dame más, dame más,... así que riiicooooo,...

... el hijo de puta bombeaba con todas sus fuerzas, y el dolor en mí esfínter se iba disipando hasta llegar al doloroso placer que me da su verga cuando me sodomiza...

- ¡Así cabrón!... culea a tu puta hasta los huevos amor, así, así, así,... ¡ASIIIIIajjjjjjasíiiiiiiiiii!...

... llegué al orgasmo anal más delicioso y doloroso de los que recuerdo con él,... me hizo relinchar como yegua con su verga dentro,... sus manos habían jugado acariciando mis tetas, mi cintura, mis caderas y mí chepa y mientras me culeaba, sus besos y mordidas en mí nuca, me llevaron a un placer especial,... ¡Nunca me había dado por el culo, tan degeneradamente!... me sentí bestialmente suya,... era un animal clavado en mí ano, y yo su yegua, su hembra, su puta, su mujer, ¡Todo!,... me había reventado el culo, pero ¡Que importaba!,... me había hecho bien hembra al gozar como puta su miembro, hasta el límite del dolor y el placer...

- ¡Que rico esta tu culo mí amor!... ¡Que rico!... ¡Que riiico!... ¡Que riiiicooo!...

... me tenía agarrada de las caderas y sentía su instrumento, entrar y salir de mis intestinos... creo que fui muy exagerada, lo había dejado estúpido con la imagen erótica de mí trasero, envuelto en el hilo, por que el hambriento seguía bombeando con fuerza, como queriendo deslecharse en mis intestinos y yo tenía deseos de que me diera verga por la chucha, necesitaba su leche, pero en mí vientre...

- ¡No papito!,... ¡No!... no te desleches ahí,... dámela en la chepa, por favor...

... con mucho dolor, Javier me sacó la verga del ano, pero no podía culear con facilidad en mí vagina, la prenda estaba puesta e interrumpía la penetración vaginal,... sin embargo el cabrón se las arregló para satisfacer a su puta y meterme la verga,... abrió bien las tiras y estiró la prenda que se me incrustó en la chucha y de atrás del triangulito rojo, sentí su rica verga penetrar indolente en mí vagina, hasta llenar mi vientre, lo que me hizo suspirar de locura, no había ni un solo espacio, su miembro colmaba hasta mí útero,... y una vez dentro,... me dio una culeada fenomenal,... me agarró de los cabellos sometiéndome,... bombeó con fuerza conteniendo su deslechada, que la sentí en su cabecita, ¡Cómo latía esa verga en mí vagina!,... quería hacerme gozar más su verga, pero había bombeado mucho en mí culo y ya se le venía la leche sin remedio,... así que lo animé a que me diera todo su semen,...

- JMMMMMM ¡Carajo...que verga!,... ¡Rico!,... así, papito así,... AJJJJJ,... ¡DÁMELA AMORCITO!,... YA DÁMELA,... dámela, dame la leche mí amor,...

... sentí un pequeño orgasmo en mis entrañas que culminó con el jugo de mi marido llenando mi vagina,... mientras me acariciaba las tetas y me mordía la nuca,...

- fshhhhhhhhhh, fshhhhhhh,... fshhhhhhhh....

- ¡AJJJJSiiiiiii QUE RIIICOOOO!,... TODA JAVI, TODITA,... DAME TODA LA LECHE MÍ AMOR,... ASÍII,... EEESSSOOOO,... AHHHHHJJJJJ ¡QUE RIIIICOOOOO ooooooooooo...

... con su leche me hizo llegar al orgasmo que quería darme con su carne... luego cayó a mi lado desanime, casi sin aliento y yo quedé boca abajo sobre la cama temblando de placer,... a él se le notaba el cansancio,... pero su cara de felicidad hacía que una mujer se sienta una hembra bien puta con él,... con esfuerzo, me eché sobre su verga a chupar y lamer la leche que aún salía de su miembro, para no desperdiciar, hasta dejarle seca y limpia la herramienta, y vacío los huevos,... así me di cuenta que él ya no podría darme más verga, a menos que lo dejase descansar, me pidió que llenara la tina...

... era la primera vez desde que me da verga, que él mismo buscaba refugio en la tina de baño, me lo dijo como queriendo culearme dentro de ella, pero era notorio que ya no tenía fuerzas,... me puse celosa por que ¡Seguro le había dado más de un palo a mí prima! y ahora necesitaba recuperar fuerzas,... así que como buena puta, casi cayéndome por la culeada, me levanté a prepararle el baño con sales minerales que sé que todas nosotras usamos para recuperarnos,... al verme caminando por la habitación, sin zapatos y en punta de pies, me pidió que no me quitara el hilo y que se lo luciera,... definitivamente le había impactado mí culo en hilo,... me hizo sentir vanidosa de mí cuerpo, y sobre todo de mí culo,...

... “no entiendo como hay mujeres que se disgustan con su pareja por que las morbosea, si a él le gusta su cuerpo, sus pies, sus piernas, sus caderas, su culo, sus tetas o cualquier parte, es a él a quien deben lucirla, para él es que se empeñan en mantener su figura y es por él que se deben poner hermosas, sobre todo cuando las culean”,...

... me pidió que caminase despacio de un lado a otro de la habitación para ver y morbocear mí culo atado por el hilo, nunca me había pedido algo así, siempre habíamos culeado hasta enloquecer y nada más, pero ahora admiraba mí culo,... me hizo sentir una Reina, tenía mí ego en los cielos,... si me hubiese pedido que le entregara el culo en ese momento, con gusto me ponía en cuatro para que me lo reviente otra vez,...

... cuando me acerqué a él para girar por segunda vez, me agarró de la cintura y puso mis cachetes junto a su cara, me hizo doblar como burrita y metió su boca en mi aro que aún estaba abierto por su verga... El degenerado chupó con toda sus fuerzas,... las piernas me flaquearon y tuve que echarme al suelo del placer que me hizo sentir su beso negro,... pero el degenerado, sacando fuerzas, de no se donde, me siguió hasta suelo agarrado de mí culo para seguir chupando mí ano, hasta que me hizo gritar de dolor y placer,...

- ¡No Javi!, ya no mas mí amor, ya no más, te lo ruego, noooooooooooo,...

... pero no me hizo caso, ¡Chupó! y chupó tan fuerte, que me sacó un poquito de mierda que masticó y tragó con gozo,... mientras me estremecía en el suelo,... me sentí mal,... sucia, asquerosa, pero él me beso el culo y dijo:

- ¡Que rica tu mierda mi amor!,... eres mía,... mí puta,... ¡Que rico culo!...

... y quedó exánime sobre el suelo, con cara de felicidad,... ya no tenía más fuerzas el pobre... de todas maneras eran tres días de satisfacer a seis putas que lo exprimimos...

... fui al cuarto de baño y llené la tina agua caliente, sales minerales y una que otra brujería manabita que mami nos ha enseñado desde niñas para ser buenas putas y reanimar al macho, pa’ que termine de cumplir ... esa noche, más que nunca, necesitaba de sus caricias, su amor y sobre todo su jugo de vida en mí vientre,...

... traté de que fuera por sus pies a la tina, pero era casi imposible, como buena hembra, arrimé el hombro para ayudarlo a llegar,... la verdad que él siempre nos ha cargado a todas, unas a la cama, otras al sofá, o a la tina misma así que nunca supe cuanto pesaba, a no ser el peso cuando me está pisando, pero ese no cuenta por que se apoya en sus piernas ahora que tenía que ayudarlo a llegar, me di cuenta cuanto pesa nuestro hombre y para que esté, en ese estado sin haber bebido, es que realmente estaba exhausto, o como el dice “en calidad de mueble fino,... bien acabado”...

... con dificultad lo hice ingresar a la tina, bien dicen que “un macho es bien macho, hasta en la muerte” y éste, aún medio desmayado, tenía ganas de culearme, me manoseaba las tetas y me acariciaba el culo,... su verga tenía esporádicos intentos de erección, pero definitivamente estaba medio muerto el hombre,... lo metí en la tina y se quedó quietito... totalmente dormido aunque ya no podría culearme, la paz que reflejaba su rostro era hermosa, de felicidad, yo estaba contenta de tenerlo para mí, lo sentí mío, no como una amante, sino como una esposa que cuida de su marido...

... el hilo había dado tan buenos resultado con mi macho, que me lo quité para lavarlo y dejar que se oree, no vaya a ser que él quiera que lo use otra vez cuando despierte,... estaba mojadito en leche de mipalo, mis jugos vaginales, sudor y un poquito de la mierda que me sacó del culo con su beso negro, llenaban el triangulito rojo,... lo lamí para saborear su leche y de inmediato me emputé,... necesitaba su verga, me senté en la taza y me comencé a tocar acariciando mí vagina, mis tetas, mí culo, las caderas y finalmente al meterme los dedos en la chepa llena de sus jugos,... alcancé con mí masturbación, “AHHHHH”... un delicioso orgasmo con la mente puesta en su herramienta,... me lamí los dedos para saborear su leche,... ¡fue riquísimo!, pero necesitaba su verga...

... me metí con él a la tina y definitivamente Javier estaba muerto, sin embargo, como buena puta, a la media hora de sahumeriarnos, los esponjé para ver si revivía, no solo él sino sus partes nobles, acaricié su hermosa verga varias veces limpiándola, desde sus huevos hasta el glande, pero aparte de una que otra erección fugaz que no duraba, el hombre estaba en el cielo de las putas disfrutando de un delicioso sueño reparador,... así que, tras quince minutos más de recuperación mineral y yerbatera, nuevamente y con esfuerzo, llevé a mí hombre a la cama,... medio lo sequé y me eché a su lado arrimando mí culo a sus rica verga, que flácida, dormía como él,...

... a las tres de la mañana sentí que mí culo era acariciado por sus manos y rozado por su verga, me desperté y vi sus hermosos ojos cafés mirándome y morboceando mis tetas,... de pronto lo tenía sobre mí con su hermosa herramienta, entre mis tetas, erecta y recuperada, listo para seguir con su tarea,... se acercó a mis labios y me besó con una ternura que no me había dado desde que me culea,... me acarició todo el cuerpo sus dedos, nuevamente viriles y ágiles, discurrían por mí humanidad llenándome de caricias degeneradas,... no pasó mucho para estar excitada y lista para la penetración,... “¡son muy buenos estos baños de sahumerio!”...

... se incrustó entre mis piernas y comenzó a saborear mis jugos que ya brotaban para agradecer el dulce despertar...

- ¡Que rica mí amor!,... slrup... –Lamía el degenerado,... -¡Estas deliciosa Olguita!,... slrup... –tragaba mis jugos vaginales,...

... yo lo miraba con satisfacción de ver, sentir y gozar nuevamente a mí macho, fuerte y poseyéndome,... sentirme sometida virilmente por él, es una satisfacción que solo nos da el hombre, cuando nos monta,... esa dominación es deliciosa e irremplazable,... yo que probé el otro lado, sé lo que digo,...

- Ajjjjj,... que rico mí amor,... eso, chupa papito, chupa que es tuya...

... sentía sus caricias por mí cuerpo hasta llegar a mis caderas,... me levantó las patas y comenzó a besar, lamer y saborear mí piel, desde mis pies... me abrió los cachetes y pasó su lengua por toda mí raja incrustándola en la chepa, haciéndome tener un sacudón por toda mí espalda,... iba de un lado al otro de mí cuerpo, acariciando y distribuyendo el placer que necesitaba,... sentí un primer orgasmo a la altura de mis caderas que me hizo temblar,... Mis jugos se dispararon de mí botoncito y él los sorbió hasta dejarme seca,...

... para excitarlo,... yo me movía como puta sobre la cama, como queriendo escapar de sus brazos, y él me agarraba con masculina firmeza para que no me le escapase,... era un juego dulce y hermoso, me hizo llegar a un segundo orgasmo más fuerte que el anterior cuando me mordió toda la raja,... hasta que llegó el momento de la verdad, me tomó entre sus brazos,... y encima mío, desgonzada sobre sus hombros, agarrándonos de las manos, me crucificó, clavando su erecta verga directo en mí vaginita,... que sintió la penetración cruel de su grueso palo abriendo mis labios con su carne...

- JMMMMMM,... ajjjjjjj papiiiíto que riiiiicoooo,... asíiii papito toda,... toda...

... sentí su herramienta, penetrar como fuego en mí vagina, caliente, latiendo por deslecharse y llenando mí vientre,... ¡La tenía!,... ¡Era mía! y sabía que él solo me iba a dar su leche,... por eso me había hecho tener estos dos orgasmos con sus caricias y sus besos,... quería llenarme con su carne y deslecharse en mí vientre, para agradecerme con su vida, los cuidados que supe darle como hembra,...

- ¡Ahhh siiiii mí amor!,... cómete mí verga Olguita,... eso amorcito, toda, toda,

- ¡Dame amor!, dame toda tu verga, agggg, asíiii esta riquísima, ¡eres un criminal! Ajjjj así, así así más adentro papito, tooooda que me cooooroooooo ajjjjjjjj

... lo envolví por la cintura con las patas y tras mi orgasmo, reventó el suyo llenando mi huequito con su germen de vida,... yo temblaba, gritaba y sufría sintiendo su leche calientita ingresar a mi vientre,... él encima mío bombeaba con todas sus fuerzas haciéndome llegar a un delicioso orgasmo lleno de su vida,...

- ¡Asiiiiiiiiii!,... así mi amor, toda,... toda la leche vidita, toda,... ¡lléname Javier!, asíii ajjjjjjj... TE AMO, TE AMO,... ¡TE AMOOOOOOO!...

... grité cuando su verga eyaculaba todo su jugo dentro de mí vientre,...

- ¡No!,... ¡dámel, dámela!,... slrp,... slrup,... slrup mmm mmm mmm ajjjj ¡Que riiiicaaaa!,...

- ¡AY!... ¡Sí putita!, chupa toda, toda, toda, asiiii ajjjjj que riiicoooooo

... me bebí toda, hasta lo último de leche de sus huevos,... y Javier quedó debajo mío, gozando de mis tetas, que acariciaban su humanidad de macho,... me había hecho gozar y me había reventado la chucha hasta llevarme a la locura vaginal de hacerme suya,... su puta, su hembra, su mujer,...

... nos miramos como enamorados, Javier me abrazó con pasión y besándonos, rodamos por la cama, era un nuevo amante apasionado el que me había conseguido luego del baño,... sus caricias me transportaban y me sentí la mujer más hermosa y feliz del universo, lo tenía, entre mis piernas, era mío, y él, demostraba que me amaba, que me amaba de verdad, lo que siempre había pensado... quedamos quietos, él pisándome con su cuerpo entre mis piernas,... “donde debe tener una puta a su hombre, cuando terminan de culear”,...

- ¿Me quieres?...

- Sabes bien que sí,...

- y ¿Por que no me tomas como “tu tercera” entonces?...

... tragó aire y sin dejar de sonreír mientras me besaba me dijo:

- Olga, yo me hubiese casado contigo hace tiempo, pero recuerda, al principio solo culeamos por preñarte por que ibas a vivir con tu zorra, -Bajé la cabeza con vergüenza,... – y luego, preñé a Eugenia, y después a Ma. Eugenia tu hermana,... por lo que con Ma. Eugenia llegamos a un acuerdo, de palabra claro, que aún lo respeto...

- ¡¿Cual acuerdo?!... – Pregunté intrigada...

- Acordamos que los hijos que les doy a ustedes, a Eugenia y a ti, serán solo de ustedes, y que yo no voy a reclamar nada de su herencia, a través de mis hijos,... por eso no puedo tomarte como mí mujer...

- No entiendo,... ¿Que tiene que ver darme hijos, con hacerme tu mujer?...

- Mi Vida,... el hacerte mí mujer, implica reconocer ante la Ley, tus hijos, como míos lo que significa que como menores, siendo su padre, puedo y debo reclamar la herencia en caso de muerte de Don Augusto,... y tu sabes,... tu papá no esta tan joven,... soy Abogado,... así que...

... sentí una espina penetrando mí corazón,... pensar que por mí error de genero y luego por dinero, no tenía a este macho para mí, desde el principio,... siempre lo había anhelado y la puta de Ma. Eugenia, había sido incapaz de decirme, solo se había llenado la chucha gozando al cabrón, y yo siempre había pensado que no le gustaba y que solo se satisfacía conmigo, culeando, pero ahora era distinto,... mis lágrimas saltaron de mis ojos y mojaron su pecho, y él trató de consolarme con sus caricias y sus besos,...

... me echó boca arriba sobre la cama y acariciaba mis cabellos, lamiendo de mi rostro, cada gota de lágrima que vertía,...

- No llores putita linda,... no me hagas daño,... sabes que no puedo ver llorar a una hembra,...

... yo no podía contener mis lágrimas,... había parido ya dos hijos suyos y había venido a estas fiestas con el firme propósito de que me preñase otra vez,... en verdad lo amo, lo amo, lo amo,... y ahora no sabía que hacer,... entre lágrimas le confesé mi deseo de preñarme de él otra vez y él, paciente y dulce me dijo que estaba bien, que no se disgustaba, que de todas nosotras, yo era la que le había dado los hijos más bonitos y que los amaba, aunque no pudiese reconocerlos...

... eso me hizo llorar más,... estaba bajo su cuerpo, y él tenía su herramienta erecta como si quisiera clavarme,... le abrí las piernas para que él se satisfaga conmigo, me metió la verga y suspiré,... Javier estaba excitado con mí llanto, y yo me excitaba con su masculinidad,... comenzó a bombearme y pronto estuve lubricada y lista para recibir más de su sagrado fuego,...

- Aj,...Aj,... Aj,... Aj,... sigue papito, sigue, no te detengas, así, préñame amor, préñame...

- Sí mi vida, toma, toma,... así, así, que rica hembra,... ¡te amo Olga!,...

- Sigue papito,... toda, dame toda,... dame toda,... todaaaa – Y se deslechó

... con mí rostro bañado en llanto, sus manos acariciándome y su verga regándose en mis entrañas, alcancé el orgasmo más delicioso de mí vida,... me dejé, como una muñeca sobre la cama mientras mi marido desjugaba entre besos, su vida dentro mío,... me sentí única para él, me sentí más que solo su mujer, me sentí, “La mujer” de su vida,...

... Javier se quedó dormido cobre mí pecho con su miembro en mi vagina votando sus últimos chorritos de semen para preñarme,... en alguna parte de la noche debió rodar a mi lado, por que al despertarme, lo tenía a mí lado y yo abrazada a él, agarrada de su verga,...

... Nos dimos un delicioso revolcón mañanero que tanto le gusta a él y que culminó en una promesa que me hizo saltar la chepa de felicidad,... Javier me prometió que me visitaría más regularmente, como si se tratase de una de sus mujeres, y que hablaría con Ma. Eugenia de la parte legal, a ver si regularizábamos nuestra situación...

después de todo, pensé, me fue bien con el hilo dental,... jajajaja

(Javier)... Luego de dos meses mas o menos, una tarde me llamó Lucrecia a su casa y me dijo que tenía noticias para mí, le pregunté cuales, me dijo que en los días de fiesta había dejado preñadas a mí suegra Eugenia y a Olguita, y que además, a Evita, la traje de la playa, ya preñada,... y que también, su sobrina Enriqueta estaba en dulce espera por lo que Rosalía, (su hermana mayor y su esposo, Humberto), estaban felices, ya que al fin la Queta les iba a dar un nieto, pero que no me preocupara, que como ella me dijo una vez, las hembras de esta familia no son “daña hogares”,... el bebé, o la niña que naciera, ellos les darían sus apellidos y criarían como propia,...

A parte, me dijo mí suegra, que ella estaba muy triste, por que no había quedado preñada y que si su prima Eugenia iba a parir, ella también quería un hijo, así que como ese día no estaba Quinto en la hacienda y no vendría hasta el día siguiente, (andaba tras la mocita joven que se culea, pero esa mocita, es otro cuento),... advirtiéramos a Evita y Lucre donde iba a estar yo, y nos pusimos “verga a la obra” así seguimos con las visitas de mí suegra, sea a mí casa, o a la casa de Lucre durante el día,... hasta que a los dos meses y medio, ya la tenía preñada.

La siguiente mañana, al regresar de casa de mí suegra, Rosita me dijo que había regresado del pueblo, haciéndose chequeo del Médico, y que le había dicho que estaba nuevamente preñada,... le di un beso en los labios y le dije, que haríamos lo mismo que hicimos con nuestro primer hijo,... yo quiero mucho a Rosita, al bebe de ella lo inscribí como mío, pero sin que lo sepa mí mujer,...

luego pensé bien y hablé con Rosita, le dije que le iba a alquilar un apartamento en Portoviejo para que ella fuera a vivir allá,... con su nueva preñéz, ya no podría ocultar que también la monto, y para evitarnos problemas con mí mujer, pues no iba a permitir que la tratasen como sucedió en “La Magenta”, preferiría tenerla lejos de la hacienda,... Rosita se echó a llorar y me rogó que no la llevase a Portoviejo, pero al final obedeció,... le puse un negocio de comidas en la ciudad, pues ella cocina muy rico,... y cuando voy de visita, a parte de montarla hasta dejarle satisfecha, como bien, y veo que tal va su negocio,... eso la entretiene de los malos pensamientos en la soledad de la ciudad,... Rosita me dio la primera hembrita, segunda de todos mis hijos, desde que estoy por estas tierras,... una hermosa nenita, blanca de ojos celestes y pelo castaño claro,... Rosita esta muy feliz con su hija y me dice siempre, que la criará como toda una putita, pa’ que se consiga un buen macho como yo,...

LEXO



Para votar y poner comentarios de los relatos debes estar registrado


Registrate Aqui!
popo
UN POQUITIN LARGO,SE PODRIA HABER HECHO MAS FORTO Y QUEDABA BIEN.

Sitios Porno XXX
Juegos Porno Gratis
Videos de folladas
Relatos Eroticos
Contactos Gratis
Top relatos
Simplemente tu tia

Primera Infidelidad

me cogi A MI CUÑADA Y A SU hermana

De hijo a amante

Madre solo hay una

La novia de mi amigo es una puta

Sonia cumple las fantasías sexuales de su hijo

DESPERTANDO AL SEXO 11

MI SOBRINA, LA SEDUCTORA

mari carmen una madre muy ardientee



Copyright © RelatosEroticos.biz | Inicio | Contacto | Registro | Enviar relato | Información Legal