Inicio | Favoritos | Contacto
 
Recuperar Contraseña REGISTRARSE



Ranking de Autores
sexofotos España
145 -62
gali Mexico
28 0
bangabandu C.Verde
24 0
48peter Argentina
12 0
chantajista Mexico
11 -1



Amor-Filial Masturbacion Confesiones Dominacion Fantasias Gays Hetero Intercambios Lesbicos No-Consentido Orgias Sadomaso Maduras Cibersexo Voyeur

Eloisa mi nueva suegra


Montábamos con Quinto, mí suegro, arreando nuestro ganado a pastizales más altos, debido a las lluvias habidas en la región, los bajos estaban consumidos y solo había lodo conversábamos de variados temas, de mis hijos, (sus nietos), de los de él, (mis hijos) y se ufanaba conmigo hablamos de lo contento que esta de tenerme por yerno de lo feliz de ser padre nuevamente con “La Propia” (su mujer, Lucrecia), claro que el pobre cachudo no sabe que su nuevo hijo, así como el anterior, eran de mí bragueta ya que la de él, parece que ya no carga ni una mula, menos preña a una hembra y como a su mujer (mí suegra), le gusta el buen sexo, pues yo la complazco hasta que me ha parido ya, dos hijos, que ella me pidió y claro, se los endosa a mí suegro, total, como dijo mí suegra, ellas les dan padre a sus hijos, no están para quitárselos, así que como dice el dicho: “sarna con gusto, no pica”.

En las praderas, son horas de montar y tener paciencia para que los animales pasten y luego, al caer el sol, regresarlos a sus rediles,... ¡Es hermosa la vida del campo!

Regresábamos una tarde, temprano a casa, cuando...........................  Quinto recibió una llamada a su celular, era su nueva conquista, una mocita de nombre Eloisa y a quien hacía tiempo venía siguiendo, o como decimos acá, “oliéndole los pedos”, hasta que la montó y de un año atrás ya era su mujer, me dijo que le había prometido darle una casa en alguna parte de su hacienda, sin tierras aledañas, pues aún no le había parido hijos...

- Y si no te ha parido hijos, -Le dije a Quinto,... -¿Por que te sientes obligado con ella?... –En tono adusto me respondió el manaba,...

- Por que me da la gana,...

- Disculpa Quinto, solo fue un comentario,...

- Quiero que te ocupes de cederle parte de mis tierras a Eloisa, así que por favor ve a casa de ella,... –me dio la dirección,... – Y conversa con ella, así se conocen,... mira que sean de las que están por el camino viejo...

- Como tú quieras Quinto, hablaré con ella y veremos que se le puede ceder a la señora...

- Es solo para que tenga una finquita, quiere su casa,... y ya me ha jodido mucho...

... asentí y seguimos marcha hacia los apriscos, dando por definitiva la orden, después de todo, son las tierras de él y si en vida quiere regalar sus tierras, pues ni modo pensé contarle a mi mujer Eva, (su hija), pero eso significaría que se iba a enterar Lucrecia (mí suegra) y Lucre (mí segundera),... y mí suegra, seguro que le reclamaría a Quinto, no por la mocita, pues eso ella lo sabía, sino por las tierras que le quitaban heredad a sus hijos, (en parte a hijos míos), así que sería enojar al viejo por lo que mejor cerré la boca...

... se me había pasado casi una semana cuando aparecí por la casa de Eloisa,... salió a atenderme ella, en el apartamento que le tenía alquilado Quinto en Portoviejo, a mí me parecía que era suficiente con que le diera un apartamento a la mocita, después de todo no había hijos por los que ella pudiese reclamar, pero ordenes son ordenes y Quinto es el dueño de lo suyo...

- Buenas tardes señora,... soy Javier... el Abogado de Quinto...

... con una voz muy melosa, abrió la puerta de su apartamento y pidiendo disculpas corrió a su dormitorio, haciéndome pasar primero,... solo la vi unos segundos y me dijo que la esperase en la sala, que ella salía de inmediato,...

- Sí mi amor,... me dijo Quinto que vendrías a conversar conmigo,... me dice que vos eres el yerno, ¿No es así?... –Me hablaba desde su habitación...

- Sí, claro pero también soy su Abogado...

... Eloisa era una mujer muy hermosa, santaneña de nacimiento, era muy joven la mocita, tendría unos 22 años de tez blanca, mediana estatura cabello negro ondulado, largo hasta la espalda,... ojos grises y con un cuerpo de ensueño se presentó con una bata mini y un salto transparente,... bajo la bata mini, mostraba unos deliciosos senos medianos con areolas marrón que estaban paraditos, como quien dice, listos para la acción, y una entallada cintura con hermosas y redondeadas caderas que formaban un culo realmente juvenil, deseoso y respingado,... sus piernas blancas bien depiladas, eran un delicioso atractivo para la vista y remataban en sus bien cuidados pies manabitas,... no era solo una hembra, era un ¡Hembrón!, no podía culpar a mí suegro por andar tras ese culo...

... al verla me puse en pie, extendí la mano para saludarla y ella muy coqueta, me aproximó a besarme en la mejilla, muy cerca de los labios, como fallando el beso, me invitó a sentarme, e hizo que la empleada sirviera dos copas de vino tinto,... se sentó frente a mí con las piernas cruzadas y la bata mini, abierta en medio, dejando a la vista todas sus blancas y bien moldeadas piernas,... traía su cabello suelto sobre la bata, hasta la espalda y me mostraba sus virtudes, tenía puesta una tanguita color beige que sobresaltaba sus apetitosos labios vaginales, que parecían más bien, gruesos,... todo el espectáculo me puso arrecho y claro, a ella no le pasó por alto el paquete que ya se formaba entre mis piernas, pese a que trataba de disimularlo, aunque era casi imposible con tremenda hembra que parecía buscar guerra...

- Javier me dijiste, ¿Verdad corazón?...

- Sí... señora,...

- Eloisa, cariño,... llámame Eloisa,...

- Sí,... Eloisa,...

- Quinto te quiere mucho, -Me dijo la putita,... -Siempre me habla de vos y de que eres muy buen esposo y padre,... cumplidor, ordenado y trabajador... esta feliz con los nietos que le has dado, y ya veo por qué,...

- Sí,... bueno,... muchas gracias Eloisa,... – no podía quitar la mirada de sus piernas,...

- Eloisa, yo venía a... –y con la vista me quedé trabado,...

- Sí cariño, dime, tu venías a... ¿Que te pasa amorcito?,... ¿Te he turbado acaso?,...

... traté de controlarme, pero me era imposible, la puta mostraba sus encantos sin pudor alguno, sus tetas ya se escapaban de la bata y mi pantalón ya no me aguantaba más la verga,... o la montaba, o me iba... preferí lo segundo y me disculpé diciéndole que había olvidado unos documentos en casa, que eran para ella y que regresaría más tarde,... me levanté y Eloisa se aproximó a despedirse, y esta vez acertó a mis labios,...

- ¡Ups!,... disculpa,... Gracias Javier, ¿A que hora te espero?...

- Pasaré... por acá... a las tres, ¿Te parece?...

- Esta bien, y espero que me cumplas, ¿Ok?

- Sí,... si claro,...

- Te estaré esperando eh!,...

... me despedí más turbado que antes, y como estaba en Portoviejo, caí en casa de mí Rosita para darle verga con fuego, por que la puta me había dejado encendido, claro que Rosita agradeció la sorpresa y se entregó como nunca, pero yo estaba realmente aturdido,... demás esta decir que no regresé, ni ese día ni ninguno otro, pues no quería problemas, ya tengo de mujer, a las dos hijas únicas de Quinto y a su mujer, “la propia”, me la he tirado y me la tiro, sin piedad,... con todas tengo hijos, y solo he respetado a sus otras dos mujeres y esto por que ellas no me han buscado para el sexo, por eso ya no quería meterme ahora en problemas con la nueva “moza” de mí suegro, pero lastimosamente, Quinto me reclamó y me dijo que tenía que regresar a casa de Eloisa para que arregle lo de la finca, me preguntó que cual era el problema y le saqué el cuerpo con lo de los documentos,... pero ¿Como se le dice a un hombre que su moza es una zorra y que estaba coqueteando para que la monte?,... peor aún, ¡Cómo le digo a mí suegro que su moza quiere culear conmigo!,... no sabía que hacer, solo sabía que debía obedecer para arreglar el problema de mi suegro... de todas maneras, dejé pasar unos días y armado de valor, aparecí por casa de Eloisa un viernes por la tarde, avisando primero mi visita para las cuatro,... me dije, “que sea lo que Dios quiera”,...

... en esta ocasión apareció con una mini de jean, muy ajustadita, con sandalias cromadas de tacón y muy bien puesta,... más para salir de shoping que estar en casa,... su blusa casi no dejaba vivir a sus hermosos senos y me invitó a pasar a su comedor, donde me convidó una taza de café y unas ricas tortitas de verde con huevo frito,... -“yo mismo las hice”... -me dijo la putita,... me sentí más calmado pues se portaba más como señora de casa que como puta en conquista,... así fui tomándole confianza a la hembra, y ella a mí, sin insinuarse,... parece que se había dado cuenta que tentarme con sus encantos, así,... de pronto,... no era la táctica correcta para hacer que la monte,...

... conversamos un rato y luego del café, muy manabita por cierto, comenzamos con lo de los planos de la hacienda de Quinto y de qué parte se le iba a ceder terreno para que Quinto le construyese su casa,... no le gustó el lugar pero le dije que era orden de Quinto,... así que en medio de sus sonrisas le tomé sus datos personales para la minuta de cesión de derechos y transferir las tierras a su nombre y que ella tuviese su finca,...

... trató de conversar sobre mí esposa, mí familia, mis hijos y demás,... pero respondía casi en monosílabos a sus preguntas, tratando de evitar la excesiva confianza con ella, que como buena hembra, me hizo la pregunta que no quería escuchar de sus labios en esta transacción,... pregunta que me molestó de parte de ella, ya que cuando uno recibe un obsequio, solo debe agradecer:

- ¿Por que Quinto solo me da tierras como para una finca tan pequeña si soy su mujer?...

... era lógico, la puta iba a joder, sé y estoy convencido, que “puta que no jode, es hombre”, así que como decimos acá, “me hice el cojudo”, y no respondí a la primera,... seguí pues con las explicaciones sobre el sitio, resaltando sus beneficios y además iba tomando sus datos personales completos para poder realizar mí trabajo de Abogado,... pero luego de unos minutos, hembra al fin, insalvablemente preguntó otra vez,... traté de cambiar el tema eludiéndolo, pero ya no me dejó...

- Quiero que me respondas cariño,... –me dijo amablemente, pero con firmeza,...

... sin afirmar la razón, le dije que “me parecía” que era por que no le había dado hijos,... entonces la puta se quedó callada, como perpleja y luego, mientras le hablaba, me miró tristemente y se echó a llorar,...

- ¿Y tu piensas que no lo he intentado?,... desde que me pisó tu suegro y me puso cuarto aparte, estamos intentando y no me preño como se debe, ya perdí un embarazo el año pasado y le he dicho a Quinto que vayamos al médico, pero él no quiere,... solo me responde que no es su culpa, que él recién preñó e hizo parir a “La Propia”, (su mujer), así que tengo que ser yo la del problema,...

... tragué saliva y nuevamente me hice el desentendido, sabía que si la consolaba sobre este tema, salía jodido yo y esto terminaría en la cama,... así que educadamente pedí permiso para retirarme y di por terminada la visita que se tornaba peligrosa,... pero Eloisa me detuvo en la puerta,...

- ¿Por que te vas Javier?... la vez anterior también huiste,... ¿Es que hay algo malo en mí?... o es que ¿Te molesta tratar con la mujer de tu suegro?,...

- Disculpa Eloisa,... no es nada de lo que te imaginas,... nada malo hay en ti, por el contrario, eres muy hermosa,... es sencillamente que ya no tengo que preguntarte, ya tengo los datos que necesitaba para mí trabajo, además como te vi acongojada, creí que preferías estar sola,...

... la puta se abrazó a mi cuello,... me arrimó las tetas y su pelvis se fue encajando entre mis piernas, donde mi paquete ya tenía proporciones monstruosas,...

- No seas tontito cariño, en este momento prefiero, como toda hembra,... estar con un buen macho que me consuele,...

- ¡No Eloisa!, ¡Qué haces!,... tú no sabes nada,... -le dije, mientras sentía su agitada respiración en mí rostro que terminó en un delicioso beso lingual,...

- Sé,... que te tengo arrecho cariño,... y metió su delicada mano en mí entrepierna agarrando mí paquete,... -así que no debo parecerte tan fea,...

- Eloisa yo,... no... Si...

... no me dejó concluir la frase, sus manos acariciaron mi entrepierna y sus tetas saltaron de su blusa quedando expuestas,... eran blancas, turgentes, deliciosas, y de una tersura exquisita,... sus pezones duros por la excitación rozaban mí pecho y sus piernas acariciaban mi entrepierna mientras ella me besaba con pasión,... no pude resistir más la elevé a mis brazos y cargada la llevé a su dormitorio,...

- Es la puerta aquella, cariño,... -dijo mientras me besaba...

... la puta quería que la pisara,... había estado esperando que la hiciese mía, había perfumado y tenía lista la habitación, la cama estaba arreglada para el sexo y yo, ya no puede resistir más,... la hembra me tenía loco y yo ardía en deseos de clavarla, era demasiado hermosa como para rechazar tan exquisito plato,... la eché sobre su cama, desabotoné su mini por detrás y al caer al suelo la faldita, quedó en mis ojos plasmada su hermosa raja manabita, tapizada de un lindo y minúsculo triangulo de diminutos vellos que tapizaban su chepa,... de labios carnosos y sedientos de verga...

... terminé de quitar su blusa y sus pechos se adhirieron a mis labios, como los chupones de un bebé,... sus pezones, marrón, eran más grandes de lo que se veían con la ropa puesta, la areola era más grande y eso me excitó más,... los agarré con los dientes y chupé degeneradamente acariciando su cuerpo de diosa mientras ella gemía entretenida desabotonando mi camisa hasta dejar mi piloso pecho en sus brillosos ojos gris,...

- ¡Que riiicoooo!,... es un rico osito mi yerno,...

... la putita siguió su trabajo y se me echó encima para desabotonar mi pantalón y dejar libre mi instrumento de placer femenino,... quitó el botón y mí verga saltó a su rostro escupiendo algunas gotas de “leche de mípalo” en sus labios,... la puta se le desorbitaron los ojos y saboreó las primeras gotas de mí elixir,..

- No pensarás meterme ese monstruo... ¿Verdad cariño?...

... se metió el falo en la boca y comenzó a succionar, despacito primero pasando su lengua desde mis bolas hasta el glande que escupía una que otra gotita de amor,...

- Esta deliciosa cariñito, dame más,...

... su melosa voz me excitaba y ya deseaba meterle la verga, pero me contenía para hacerla sufrir un rato con mis caricias,... la tomé de las piernas y doblándolas, me clavé en su peludita vagina,... le abrí sus labios rosaditos y aspiré su aroma a tierra “santeña”, “manaba de pura cepa”,... la putita gemía y se contorsionaba como serpiente sobre la cama, así que tuve que domarla,... me clavé entre sus piernas acariciando sus caderas, amansando sus cachetes y llevando mis manos hasta sus dulces tetas,... la puta temblaba con mis caricias,....

- ¡Que riiicoooo!,... sigue cariño, no te detengas, no te detengas...

... me clavé en su peludita raja y abriendo sus carnosos labios, chupé cuanto jugo me dio la putita,... luego la tomé de las piernas y las elevé hasta llevar sus pies a mis labios,...

- ¡Que lindos pies Eloisa!,... los metí en mi boca y ella me gritó,...

- No amor, no me hagas eso,... no, no, noooooo...

... y la puta alcanzó un orgasmo que la hizo desaguar una gran cantidad de jugos, que de inmediato chupé de su raja y tragué dejándola seca,... me agarró de los cabellos y me encaró para decirme,...

- ¡Te odio cabrón!,...

- Y recién empiezo putita,...

- ¡Nooooooo!,...

... la agarré de la cintura y abriéndole bien las patas, me clavé entre sus piernas para morderle toda la raja, desde el ano hasta la chucha,... la puta dio un alarido de dolor, gozo y placer,...

- ¡Aaaayyyy! ¡Maldiiitooooo!,... eres... ¡sí!, que riiicoooo, así cariño, ¡Mátame!,...

... Eloisa alcanzó un nuevo orgasmo y ya la puta comenzó a pedir piedad,...

- ¡Ya cariño!,... ya,... métela,...

... la seguí acariciando y repasé mis labios por toda su humanidad, haciéndola llegar a un nuevo orgasmo...

- ¡Ya Javier!,... ya no puedo más,... ya métemela,... la necesito,...

... le pegué una última repasada acariciando y lamiendo todo su cuerpo haciéndola temblar y gemir de locura,... escuchaba sus gritos y trataba de aguantar mi deslechada,... agarré esas deliciosas patas y me las eché a los hombros,... me ensalivé bien el dedo y le dejé mojadito el arito del ano,... la hembra sabía que la iba a sodomizar y se dejó hacer,... puse la cabecita y empujé, hasta que la mitad del tronco estuvo dentro,... la puta dio un grito de profundo de dolor y atorada con mí verga me dijo:

- JMMMMM,... Criminal,... ni tu suegro me había roto el culo,... ajjjjjj ¡Que vergota carajo!

- ¿No querías verga puta?...

- ¡Sí cariño!, ya soy tu puta, sigue, sigue, sigue,...

... empujé la otra mitad de la pieza y la puta gimió otra vez hasta cuando sintió mis huevos golpeando los cachetes de su culo,...

- ¡Ay Cariño!,... ¡Que riiiicooooo!, esto es verga,... dame, dame, daaaameeeee... -gritaba la puta mientras la entroncaba

... bombee con fuerza y la puta disfrutó cada ataque de mí espolón en su trasero,... se veía en su rostro la necesidad de ser bien culeada,... y yo la satisfacía tratando de enloquecerla con mí carne en sus intestinos, le agarré la chepa,... la exprimí con la mano y la puta me gritó casi escupiéndome,...

¡Aaaayyyyyy! ¡Maldito!,... sigue cariño, sigue, no te detengas, dame, dame,... asíiiiiiiiiiii....

... la puta tuvo dos nuevos orgasmos cuando ya sentí que no podría aguantar más la leche,... le saqué apurado la verga y con fuerza abrí bien sus hermosas patas,... clavé la verga en su delicioso tapizado y la puta suspiró nuevamente,...

- JMMMMMM ¡Degenerado!,... es muy ancha cariño,... me duele,... ¡Toda!... métela entera, cariño, enteraaaa... ¡Siiii!,... así, así, así,... ajjjjjjyyyyyyy

... la puta alcanzó un delicioso orgasmo y gritó arañándome la espalda cuando sintió mi leche ingresando en su vientre,... desmontó las patas de mis hombros y las ajustó a mi cintura apretándome con fuerza contra su pelvis para recibir toda mi descarga,...

- ¡Eso yerno!,... así,... si así,... toda, toda, tooooodaaaaaaaaaaaaaayyyyyy

... alcancé un orgasmo delicioso dentro de la puta,... la había dejado llenita y la leche se le derramaba de la chepa al culo,... la puta tenía el rostro encendido, estaba feliz pero deseosa,... resbalé a su lado y ella se echó sobre mí verga a chupar todo lo que aún salía para dejarla vacía y limpia,... luego se echó sobre mí a ponerme las tetas sobre mí pecho y restregarlas para premiarme por el palo,... nos besamos apasionados mientras ella jugaba con su rodilla en mis bolas,...

- Estuvo riquísimo yerno,... vos sí que sabes culear a una hembra,...

- Gracias, se hace lo que se puede,...

- Casi me has reventado cariño,... nunca me habían dado tanto placer como tú,...

- No exageres,... solo te he amado, como se ama a una buena puta...

- De razón te tienen secuestrado en esa hacienda y no te dejan salir las putas de allá,...

- ¿De que estas hablando?... –Me enderecé enojado por el agravio...

- Tranquilo cabroncito,... yo te cuento, luego que me des otra ración de esta ricura,... –Y me agarró la verga, que acariciada por su chepa, estaba a medio impulso,...

- Pues no tendrás una gota más de mí leche, ni una caricia más de este macho, si no me dices de qué se trata todo esto,...

- Primero mi ración cariño,... luego lo otro,...

- A mí no me vas a chantajear puta sucia,... –me levanté de la cama..

- ¿Por que me tratas así?,... no seas malo, solo quiero otra probadita más,...

... no hice y caso y me metí al cuarto de baño para asearme,... cerré la puerta y al salir tenía a la puta llorando sobre la cama,...

- Me voy Eloisa,... gracias por todo, en una o dos semanas te llamo para que firmes,... - me acerqué para despedirme y me agarró con fuerza echándome sobre la cama...

- Mira cariño, si no me culeas, le digo a Quinto que abusaste de mí...

... quedé mirando a la puta a sus hermosos ojos grises, que rojos por las lágrimas del rechazo, me miraban con odio y deseo,... la verdad es que era hermosa la puta,... me enderecé hasta ponerme en pie y le dije:

- Te dije antes, que tú no sabes nada,... y ahora te lo repito putita, “no sabes nada”... y puedes hacer lo que quieras con Quinto, no sabes con quien te has metido hoy, y si te metes con Quinto, saldrás mal parada putita...

... pasaron quince días en que no supe nada de la putita y ya tenía que regresar a casa de la puta para entregarle los documentos y llevarla donde el Notario para que firme sus escrituras,... yo no quería, pues esta puta me daba mala espina, pero ¿Qué hacer? Era orden de Quinto,...

... como llegué a Portoviejo temprano, fui a casa de “mí Rosita”, entré a la habitación y la putita dormía como angelito, descubierta y con la bata subida hasta las braguitas,... al verla me excité y pronto tenía la herramienta lista para atacarla entre sueños,... la hembra me sintió,... abrió los ojos y vio a su marido armado y listo para tomar a su presa, extendió los brazos, abrió las piernas y se entregó entre besos y caricias, hasta que llegamos a un delicioso orgasmo que nos dejó atados, vaciando toda mí pasión entre sus blancas y lindas piernas, mientras con lujuria y placer de la putita, me comía sus deliciosas tetas...

... pasado el revolcón mañanero, y con Rosita enamorada y jugando en mí pecho, con mí verga en su mano,... me arriesgué a contarle a ella lo sucedido,... y lo que ella me dijo, luego de la repelada por culear con esa puta, me dejó con la boca abierta,...

- Mijo,... ella no es cualquier mocita como vos piensas cariño,... ¿Cómo dices que se llama?,...

- Eloisa...

- El segundo apellido papito,...

- ¡Ah!,... ya recuerdo,... –dijo Rosita,... - mmmm Ustedes los hombres son verdaderamente tontos,... todo es que ven un culo y pierden la inteligencia,...

- Bueno sí,... por eso me quedé bruto contigo,... jajajajaja

- Pero eso es diferente mi amor,... yo te amo, te he dado dos hijos y te deseo con mí vida,... -y me regaló un beso que me hizo erectar nuevamente,...

... Rosita montó y acomodó en su vagina el espolón de su propiedad,... con cara de felicidad, le pregunté nuevamente,..

– ¡Ahhhhh! ¡Que rico!,... Bien Rosita, ¿Quien es... o de que se trata esto?...

- Verás amor,... – tragaba saliva Rosita,... -déjame darle la mamila a la bebe y te cuento,...

... Rosita desmontó de su macho y al verla alejarse me di cuenta del cambio total en ella,... ya no era la montubia que yo conocí, y traje a vivir a la ciudad,... ahora era toda un ama de casa de ciudad,... luego que la traje llorando y casi a rastras desde mí hacienda hasta Portoviejo, se me estaba haciendo cada vez más citadina, ya caminaba y movía el culo, como las hembras de acá, iba cambiando, tanto en las costumbres, como en la manera de hablar de las gentes de acá,... para atenderme como se debe, Rosita muy respetuosa me pidió permiso para traer a la nana de la niña, que cada vez se parecía más a ella, y que ella se ocupe de nuestra hija,... dejó que la nana la atienda y se la lleve a la otra habitación,... cerró la puerta y luego regresó a la cama y entre mis brazos me contó,...

- Ok amor,... hace años, cuando Don Quinto era joven, más joven que vos, ya era un hacendado, y claro le llovían las hembras,... bueno el conoció junto con la señora Lucrecia a María Eloisa ..., madre de esta putita que montaste,... –Y me dio una cachetada y un beso,... -ellas eran buenas amigas, pero Lucrecia y Don Quinto staban namorados,... sin embargo, la señora María Eloisa,... que dicen que era muy hermosa,... comenzó a enamorarlo a escondidas de su amiga, la señora Lucrecia, cuando la señora Lucrecia la descubrió, se lo pelearon a muerte,... con sangre de por medio mijo,... y ganó la señora Lucrecia, así que la otra se fue a vivir a Santa Ana, pero juró vengarse de ella,... y ahora vos me dices que esta putita, la hija de María Eloisa ¿es la moza de Don Quinto?,... pues te aseguro que sino la sacan de encima, Don Quinto se quedará en media calle, por que esa zorra va a hacer lo imposible por acabar con la mujer de Don Quinto y su familia,...

- ¿Por que dices eso Rosita?,...

- Es venganza papito, y para eso, acá, no hay edá ni parentesco,...

- ¿Y tu como sabes todo esto Rosita, si vos ni habías nacido?

- Yo no, mami sí, ella trabajaba en la hacienda de Don Quinto cuando ocurrió todo esto,... luego papá la llevó a la hacienda de Don Augusto ... ella nos contaba historias y entre esas staba la de cuidar a nuestros maridos de las “robamaridos”,... nos decía que siempre tenemos que estar atentas con las otras mujeres, que todas son “robamaridos” y que si nos descuidamos, nos puede suceder lo que sucedió entre María Eloisa y Lucrecia,... por eso “debemos cuidar bien nuestra verga”,... además mijito, en las fiestas patronales, se han visto esas dos viejas, y seguida salta la indignación en sus ojos, se encabritan,... ntonces las viejas nos cuentan la historia,...

- Bueno y ¿Que hago Rosita?,... Quinto me ordenó que le diera tierras a la putita esta y ya esta todo listo,...

- Dotor,... –acariciando mi cabecita hasta erectarla,... -casi las cagado,... mí consejo... ¡No le des nada!, y ruega a Diosito que no la hayas preñao,... ve onde Doña Lucrecia y cóntale todo,... dile quien es la mocita de Don Quinto, lo que hiciste, y lo que Don Quinto ordenó,... ella sabrá que hacer,... después de todo, ella es la dueña de la verga de su marido,...

- jajajajaja,... me encanta lo sincera que eres mí amor,... voy a seguir tu consejo a ver que pasa,...

... besé a “mí Rosita” y a medio día, luego de otro rico revolcón con ella, partí para la hacienda de Quinto,... fui a buscar a Lucrecia, mí suegra, pero me dijeron que estaba en mí casa con mí mujer,... al verme las dos saltaron sobre mí,... pero puse cara de serio y le dije a mí suegra,...

- Tengo algo importante de que hablar con vos Lucrecia,... –Eva me quedó mirando a los ojos, así que le dije,... –Espera cariño,... tu mami te contará,...

... la llevé a mí privado y cerré la puerta,... mí suegra jugueteaba acariciándome el pecho, metiendo su mano dentro de mí jean,...

- Dime yermo querido,... qué es tan importante que traes una cara de susto,... jajaja... a ver si te lo quito papito,... jajajaja...

- ¿Vos conociste a una señora María Eloisa ...?... –El rostro de mí suegra cambió, desfigurando su alegría, a un fiero odio inyectado en sus ojos,...

- (sonando las palabras) -¿Quien te hablo de esa mujer?...

- Eso no importa Lucrecia,... te he buscado por que sucedió lo siguiente...

... y pasé a contarle todo, tan detalladamente como pude,... incluido el revolcón con la putita,...

- ¡Y TÚ MONTASTE A ESA ZORRA!,... –gritó Lucrecia,...

- ¡¿Que querías?!,... ¡soy hombre!... y esa puta me acorraló, en su apartamento,...

- ¡Pues, que no fueras!...

- Tenía que hacerlo, como te dije, la primera vez me le escapé, pero Quinto me obligó a ir para arreglar lo de la finca para ella,...

- ¡Sí claro!, y ahora puede que la hayas preñado trayendo la desgracia a mí casa,...

- Tranquila Lucrecia,... ahora te toca resolver el problema,...

- Es cierto mijito,... perdona,... ¿Cómo podías tú saber quién era la zorrita esa?,... y yo no sabía que Quinto se había metido con la hija de mí enemiga,... creí que era una mocita más,... –y empezó a llorar...

- Tranquila Lucrecia,... (la abracé con amor de hijo), debes pensar bien, yo solo obedecía ordenes de tu marido, para eso soy su Abogado,...

... con los ojos llorosos e inyectados en veneno me dijo,...

- ¡Esa zorra tiene que salir de la vida de mí marido!,... ¡Acompáñame!, vamos a buscar a Lucre y trae a tu mujer,... vámonos en tu carro grande, dejaremos los bebes en mí casa con las nanas y nos vamos a Portoviejo,... las hembras tenemos que arreglar un problema personal...

... no les cuento los detalles, pero si les puedo decir que sacaron, ese mismo día, “en quema” (a rastras), y no hablo en sentido figurado,... a Eloisa del apartamento que le había dado Quinto,... obligándola a que se fuera de la ciudad de regreso donde su madre, con la advertencia, de que si regresaba, ella, Lucrecia, se encargaría,... no de sacarla solamente,... sino de su vida y que le dijera a María Eloisa que tuviese cuidado, que si no estaba ella para cuidar lo que es suyo, estarían sus hijas, Lucre y Eva,... para lavarlo con sangre,...

p align=justify ... para mí era la primera vez que vivía en carne propia una vendetta, y en realidad nunca creí que fuese verdad las historias que se cuentan de Manabí,... era una pena, por que la putita (Eloisa) era muy hermosa, y me hubiese gustado seguir montándola,... y aunque mí mujer me dio una insultada que no olvidaré jamás,... “nadie me quita lo bailado”, Eva quizá me perdone cualquier resbalón, pero nunca con la enemiga de su madre,...

... a Quinto solo se le dijo que Eloisa ya no estaba en el apartamento y que había desaparecido sin dejar dirección, creo que el viejo, después de todo, respiró un poco, pues no le gusta así nomás regalar sus tierras,...

... nunca supe si la preñé o no,... y Eloisa no ha regresado más,...

LEXO



Para votar y poner comentarios de los relatos debes estar registrado


Registrate Aqui!
popo
ME PARECIO BUENO PERO DEMASIADO LARGO,EXTRACTANDO UN POCO GANARIA EN EROTISMO,LA SEÑORA ESTA DEL CAMPITO DEBE ESTAR DE IMPACTO!

Sitios Porno XXX
Juegos Porno Gratis
Videos de folladas
Relatos Eroticos
Contactos Gratis
Top relatos
Simplemente tu tia

Primera Infidelidad

me cogi A MI CUÑADA Y A SU hermana

De hijo a amante

Madre solo hay una

La novia de mi amigo es una puta

Sonia cumple las fantasías sexuales de su hijo

DESPERTANDO AL SEXO 11

MI SOBRINA, LA SEDUCTORA

Mari Carmen una madre muy ardiente



Copyright © RelatosEroticos.biz | Inicio | Contacto | Registro | Enviar relato | Información Legal